Definición ABC » Historia » Lengua Muerta

+

Definición de Lengua Muerta

Los lingüistas afirman que una lengua se considera muerta o extinta cuando ningún hablante la usa en su comunicación habitual en una comunidad de hablantes. Algunas lenguas muertas se siguen empleando en el contexto de la liturgia. En el ámbito académico el latín y el griego clásico están presentes en los programas educativos.

Ejemplos de lenguas extintas

- El dalmático o dálmata se habló en las costas de Dalmacia y en una parte de Albania hasta el siglo XlX (oficialmente es una lengua extinta porque su último hablante, Antonio Udina, murió en 1898).

- El copto se extinguió aproximadamente en el siglo XVl. Hoy por hoy solamente se emplea en los actos litúrgicos entre los cristianos coptos en Egipto, Etiopía, Eritrea o la ciudad de Jerusalén.

- En las Islas Canarias se habla español, pero hasta el siglo XVlll se utilizaron diversas lenguas guanches. En la actualidad se siguen utilizando algunas palabras como topónimos.

- Los antiguos pobladores de la costa mediterránea de la península ibérica hablaban el íbero. En la década de 1920 el arqueólogo español Manuel Gómez Moreno logró descifrar los secretos de la escritura ibérica.

- En Argentina y Uruguay se hablaron las denominadas lenguas charrúas en el etapa prehispánica (sobre estas lenguas se conoce un vocabulario reducido, pero se ignora su estructura gramatical).

¿Es el latín una lengua muerta?

En ocasiones se afirma que el latín es una lengua muerta, pero esta etiqueta es bastante cuestionable. Hay que tener en cuenta que hasta el siglo XVlll era la lengua mayoritaria en la comunidad científica internacional. En la actualidad el Vaticano la continúa usando en sus documentos oficiales y la teología cristiana no se podría entender sin conocer esta lengua en profundidad.

Si una persona quiere saber la etimología de una palabra es muy probable que el vocablo originario provenga del latín. Algunas radios trasmiten su programación en esta lengua, tal y como ocurre con radio Bremen en Alemania o radio Yle en Finlandia. Por otra parte, se considera que el método francés Assimil es el más adecuado para iniciarse en este idioma.

Para los latinistas es una lengua viva porque se sigue empleando en la biología para la clasificación de los seres vivos y en la terminología jurídica

Ciertas expresiones son la traducción literal de locuciones latinas (acción por daños y prejuicios equivale a actio damni infecti, actuar por precaución proviene de ad cautelam y la intención de pagar viene de la expresión animus solvendi).

En español son innumerables los latinismos que empleamos cotidianamente: a priori y a posteriori, grosso modo, déficit, superávit, réquiem, estatus, ad hoc, alter ego, cum laude o carpe diem. En síntesis, podríamos afirmar que hablamos y escribimos en latín sin darnos cuenta.

Foto: David

 
 
 
Temas en Lengua Muerta
 

Redes Sociales