Definición ABC » Historia » Juicios de Nuremberg

+

Juicios de Nuremberg - Definición, Concepto y Qué es

Vae victis”, ay de los vencidos, que dijo Breno (caudillo de los galos) cuando los romanos se quejaron de sus trampas con las balanzas que debían calcular el rescate a entregar a la tribu de los senones. La misma frase también denota una realidad que atañe a todos los conflictos a través de la historia, y que refiere a que los vencedores “pasan cuentas” con los vencidos.

La guerra moderna tiene reglas y, cuando estas son incumplidas, deben ser llevados a juicio los responsables de la violación. No se trata de juzgar al soldado que, en plena batalla, mata a otro, un acto que, por muy duro que sea, entra dentro de los deberes de cualquier militar.

Sí están penados como crímenes de guerra las matanzas de civiles o de militares prisioneros desarmados, así como los bombardeos indiscriminados de población civil o instalaciones necesarias para esta, así como hacer pasar soldados propios por civiles o soldados del enemigo.

El régimen nazi se caracterizó por una brutalidad exacerbada con una serie de comunidades, a las cuales su credo consideraba como “seres inferiores”

Esto llevó a que, ya incluso antes de su subida al poder en 1933, se produjeran asaltos más o menos organizados contra algunas de estas comunidades, las presentes en Alemania como los judíos, aunque fue a partir de 1939 con el estallido de la guerra y la ocupación de territorios por toda Europa, que los crímenes y las atrocidades, tanto contra militares aprisionados como, y sobretodo, contra civiles.

Tras la caída de Berlín en mayo de 1945 y la consiguiente rendición incondicional de Alemania, llegaba el momento de pasar cuentas con los criminales. Vae victis, pero no de los soldados, capitanes, tenientes, coroneles o generales que, simplemente, cumplieron con la obediencia debida y lucharon, matando enemigos u ordenando matarlos, sino de aquellos que atentaron contra civiles.

Durante los meses y años posteriores, se llevaron a cabo muchos juicios en lugares distintos, tanto en Alemania como en otros países, pero a la hora de tratar a los responsables máximos y últimos, los aliados decidieron dar un escarmiento ejemplarizante.

Eligieron la ciudad de Nuremberg por su simbolismo para el nazismo, puesto que allí se habían celebrado grandes eventos del partido nazi, además de haber sido dictadas las infames leyes raciales que legalizaban la discriminación según los conceptos raciales de los nazis.

Aunque fueron juzgados centenares de nazis, algunos de los principales encausados en los Juicios de Nuremberg fueron:


  • Hermann Göring, mariscal del aire (Reichsmarschall) de la fuerza aérea alemana (Luftwaffe).
  • Rudolf Hess, secretario de Hitler; se había tirado en paracaídas sobre Gran Bretaña en 1941 con un objetivo todavía no esclarecido.
  • Wilhelm Frick, Ministro de interior del Reich y Protector de Bohemia y Moravia a la muerte de Reinhard Heydrich
  • Karl Dönitz, Jefe Supremo de la marina de guerra alemana (Kriegsmarine) a partir de 1943, y sucesor de Adolf Hitler como presidente de Alemania tras el suicidio de este, y hasta su deposición por parte de las autoridades de ocupación aliadas.
  • Erich Raeder, Jefe Supremo de la Kriegsmarine hasta 1943
  • Joachim von Ribbentrop, Ministro de Asuntos Exteriores.
  • Ernst Kaltenbrunner, Director de la Oficina Central de Seguridad
  • Albert Speer, el arquitecto favorito de Hitler y Ministro de Armamentos y Guerra.
  • Alfred Rosenberg, teórico del nazismo y ministro del Reich para los territorios ocupados.
  • Alfred Jodl, jefe del Estado Mayor del ejército alemán (Wehrmacht).
  • Wilhelm Keitel, mariscal de campo, jefe del Alto Mando de la Wehrmacht.
  • Gustav Krupp, importante industrial alemán, uno de los principales contratistas del ejército, y que utilizó mano de obra esclava en sus fábricas.

La fiscalía corrió a cargo de cuatro fiscales, uno por cada una de las potencias aliadas (Estados Unidos, Unión Soviética, Gran Bretaña y Francia), mientras que los jueces también fueron cuatro, uno por cada uno de los mismos países, con un juez suplente en cada caso.

Los procesos se desarrollaron entre el 20 de noviembre de 1945 y el 1 de octubre del 46.

Casi un año de vistas, aunque no suficiente para plasmar todo el horror sufrido en la guerra.

Testigos como el fotógrafo Francesc Boix, que como exiliado republicano estuvo preso en el campo de concentración de Mauthausen, aportan su testimonio, identificando a los acusados, y proporcionando pruebas gráficas que atestiguan las atrocidades cometidas.

Las sentencias fueron a muerte en los casos de Wilhelm Frick, Alfred Jodl, Ernst Kaltenbrunner, Wilhelm Keitel, Joachim von Ribbentrop, Alfred Rosenberg, o Hermann Göring, aunque este último se suicidó antes de ser ejecutado.

El método elegido para todos los casos fue la horca, incluidos los militares, a los cuales se les denegó así el “honor” de ser fusilados, debido a la naturaleza de sus crímenes. Vae victis.

También fueron dictadas varias sentencias de cadena perpetua, como las de Erich Raeder y, sobretodo, Rudolf Hess, quien fue el último superviviente de los juicios de Nuremberg en morir, en 1987 en la prisión de Spandau, en circunstancias todavía no esclarecidas

Tras los juicios hubo críticas a la forma en que se abordaron, tildando a lo que pasó allí como de “justicia de los vencedores” pero, para la historia, estos juicios quedaron como un modelo a seguir y sentaron, en buena parte, los fundamentos de lo que debería ser en el futuro el Tribunal Penal Internacional.

Fotos: Fotolia - Rawf8 / Doganmesut

 
 
 
Temas en Juicios de Nuremberg
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49116 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •