Definición ABC » Historia » Guerrero Jaguar y Águila

+

Definición de Guerrero Jaguar y Águila

El contexto militar de la cultura azteca es conocido a través de los códices, las obras de arte y las crónicas de los conquistadores españoles. Así, sabemos que los guerreros aztecas lucían espectaculares vestimentas para la batalla y que estaban muy especializados.

El guerrero jaguar u ocelopilli

En los pueblos del antiguo México el jaguar era un animal que simbolizaba dos ideas fundamentales: el mundo oscuro y el mundo luminoso. El culto a este animal se puso de manifiesto en el ámbito militar.

Los guerreros de este rango constituían la élite del ejército y en la terminología actual serían conocidos como fuerzas especiales del estamento militar. Estos guerreros usaban un casco que imitaba el aspecto del jaguar y eran temidos por sus enemigos por su ferocidad y valentía en el combate.

Entre sus armas, destaca el uso de lanzas de obsidiana (la obsidiana es una roca de origen volcánico que es extremadamente cortante y por este motivo en la actualidad se usa este material para la fabricación de bisturíes quirúrgicos).

Los ocelopilli se enfrentaron valientemente a los conquistadores y según las crónicas en una de las batallas en Tecnochtilan aniquiliaron a la práctica totalidad de las tropas españolas.

El guerrero águila o cuauhpilli

Para los aztecas el águila real simbolizaba el Sol y quien alcanzaba este rango en el ejército era considerado un guerrero especialmente fuerte y valiente. Pertenecía a la clase alta de la sociedad e iba ataviado con un con un casco en la cabeza con apariencia de águila.

Su principal misión consistía en dirigir a las tropas en los combates. Para los aztecas los cuauhpilli eran mensajeros de las divinidades. Al igual que el águila real, el guerrero tiene que sobresalir por encima de los demás.

Los guerreros aztecas son fuente de inspiración para los aficionados a los tatuajes

Las fuerzas militares aztecas estaban muy especializadas y contaban con el apoyo del estado. En este sentido, había edificios donde se realizaban rituales guerreros, escuelas militares, tribunales castrenses y festividades dedicadas exclusivamente al ejército. Un guerrero era considerado valiente si conseguía el mayor número de cautivos en la guerra (cada captura de prisioneros iba acompañada de una recompensa material).

Los miembros del ejército azteca comenzaban su adiestramiento como soldados a la edad de siete años y solamente unos pocos elegidos se convertían finalmente en guerreros jaguar o águila. Además de los jaguares y águilas, existían otras categorías en el ejército: cuachic, coyote y tzitzimitl. Por otra parte, los guerreros del pueblo otomí luchaban como aliados de los aztecas.

En el mundo del tatuaje los guerreros aztecas tienen un especial atractivo, pues sus imágenes están asociadas al coraje y a la valentía.

Foto: Fotolia - frenta

 
 
 
Temas en Guerrero Jaguar y Águila
 

Redes Sociales