Definición ABC » Historia » Guerras Dacias

+

Definición de Guerras Dacias

Los dacios eran un pueblo belicoso que moraba en lo que hoy aproximadamente en Rumanía, y que constituyeron (aunque relativamente desconocidos para el gran público) uno de los grandes enemigos de Roma a lo largo de su expansión.

Las Guerras Dacias fueron tres conflictos armados que enfrentaron por un lado al Imperio Romano y, por el otro, a una serie de tribus de cultura dacia.

La Primera Guerra Dacia empezó en el año 86 d.C, cuando subió al trono dacio el rey Decébalo, el cual cambió una política de tradicional alianza con Roma, por una política agresiva con el imperio, aliándose con los pueblos del norte y este de Dacia y realizando incursiones en territorio imperial.

Como era de esperar, Roma reaccionó, enviando una primera campaña que fracasó ante los dacios. La Segunda tuvo un mayor éxito militar sobre el terreno, pero la dificultad del terreno (muy escarpado) y las necesidades en otros frentes hicieron que, finalmente, Roma se viera forzada a llegar a un acuerdo de paz con los dacios que, a la práctica, la convertía en tributaria de estos.

No hay que esforzarse mucho para deducir que ni el orgullo nacional de los romanos, ni su sed de conquistas, permitirían que esto quedara así por mucho tiempo...

El segundo enfrentamiento con los dacios se produjo en el 101 d.C, cuando Trajano obtuvo el permiso del senado para abalanzarse sobre Dacia.

Si el anterior conflicto es visto por los historiadores como un prolegómeno a lo que vendría después y de la mano de Trajano, este enfrentamiento es el que se conocerá como Primera Guerra Dacia, aunque a la práctica podamos considerarlo como el segundo enfrentamiento entre dacios y romanos.

Trajano quería eliminar la amenaza que suponía el reino dacio de un golpe certero y, para ello, pidió permiso al senado (cosa que consiguió) y preparó un numeroso y bien pertrechado y preparado ejército, de cerca de 150.000 unidades.

Trajano penetró en territorio dacio sin muchas dificultades gracias a su amplia superioridad numérica y superior técnica militar y estrategia de las tropas romanas, pero su ofensiva fue frenada por un contraataque dacio sobre Moesia, lo que obligó a Trajano a desviar sus tropas para responder a la incursión.

Los dacios fueron obligados a retirarse de territorio romano, con lo que Trajano pudo continuar su persecución, hasta obligar a Decébalo a rendirse y firmar un tratado de paz.

Dicho tratado invertía los términos del acuerdo anterior, convirtiendo a Dacia en un estado tributario del Imperio Romano. Este conflicto finalizó en el 102 d.C.

La Segunda Guerra Dacia empezó en 105 d.C. y terminó en el 106.

Fruto del resultado del anterior enfrentamiento, Decébalo y los dacios tuvieron que acoger a tropas de ocupación romanas y pagar impuestos a la urbe itàlica, lo cual fue generando una serie de tensiones.

En cuanto se encontró suficientemente recuperado, Decébalo volvió a las incursiones sobre la zona romana de Moesia, y a soliviantar los ánimos de sus compatriotas dacios, lo que llevó a un nuevo enfrentamiento.

A este clima enrarecido, Roma respondió nuevamente con una concentración de tropas, otra vez comandadas por el emperador Trajano, que, nuevamente también, forzaron el paso por el mismo lugar en el que en los primeros enfrentamientos en 86 d.C. habían sido derrotados, y en 101 habían ganar: el paso de Tapae.

Atacada por tres frentes, Dacia acabó sucumbiendo, no sin antes haber podido repeler exitosamente un ataque sobre su capital, y haciendo gala de la ferocidad y beligerancia de las gentes dacias, que supusieron un inesperado problema para Roma.

En el 106 d.C. Decébalo se suicidó por temor a ser capturado con vida por los romanos. Es el fin de la resistencia dacia.

El beneficio del inmenso tesoro dacio, cifrado en centenares de miles de kilos de oro y plata, se dejó sentir rápidamente en el imperio romano.

La conquista de la Dacia quedó plasmada en uno de los monumentos más importantes y conocidos de la antigua Roma que han llegado hasta nuestros días: la Columna Trajana.

Foto: Fotolia - radub85

 
 
 
Temas en Guerras Dacias
 

Redes Sociales