Definición ABC » Historia » Guerra de los Siete Años

+

Definición de Guerra de los Siete Años

En la historia del continente europeo se han producido muchos conflictos militares entre las principales potencias. La Guerra de los Siete Años tuvo lugar entre 1756 y 1763 y supuso el enfrentamiento de dos bloques de naciones: Prusia y Gran Bretaña frente a Francia, Austria y sus aliados, principalmente Rusia y España.

Causas del conflicto y campos de acción

Uno de los principales motivos que desencadenó el enfrentamiento fue el anhelo de Austria de conquistar el territorio de Silesia y la consiguiente oposición de Prusia. Por otro lado, Francia y Gran Bretaña rivalizaban por los dominios coloniales, como el territorio de la actual India o el continente americano.

Al margen de los intereses territoriales entre las naciones, hay que indicar que el conflicto bélico también estaba motivado por motivos religiosos, pues había una tensión latente entre los protestantes británicos y los reformistas en los dominios coloniales.

Los campos de acción de la guerra acontecieron tanto en el mar como en la tierra. Francia y Gran Bretaña midieron sus fuerzas navales para controlar las rutas comerciales y, paralelamente, Prusia y Austria se enfrentaron para controlar los territorios que se encontraban al este de la actual Alemania.

Consecuencias del conflicto

La Guerra de los Siete Años finalizó con dos acuerdos, el Tratado de Paris y el Tratado de Huberturgo. Ambos implicaban una serie de consecuencias:

1) Francia cedió territorios coloniales en América en favor de Gran Bretaña y a cambio los británicos cedieron a Francia el dominio de Guadalupe y Martinica,

2) España conservó el dominio sobre Florida y recuperó el control de la isla de Menorca que estaba ocupada por los británicos y

3) los británicos tuvieron que evacuar a sus tropas en Cuba y Filipinas, pero en líneas generales fueron los vencedores al imponer su poder en el Norte de América.

Independientemente de las consecuencias territoriales, la Guerra de los Siete Años provocó un incremento de la deuda pública tanto en Francia como en Gran Bretaña

Ambas naciones impusieron fuertes subidas de impuestos, especialmente en las colonias británicas en Norteamérica.

Con el paso de tiempo los elevados impuestos ocasionaron un profundo malestar entre los colonos norteamericanos y esta circunstancia fue el elemento que desencadenó la independencia de Estados Unidos unos años después.

Algunos historiadores sostienen que la Guerra de los Siete Años fue en realidad la primera guerra mundial.

Foto: Fotolia - Erica Guilane-Nachez

 
 
 
Temas en Guerra de los Siete Años
 

Redes Sociales