Definición ABC » Historia » Guerra de Reforma

+

Definición de Guerra de Reforma

Hacia la mitad del siglo XlX México se encontraba en una situación inestable, pues había perdido una parte importante de su territorio en beneficio de Estados Unidos y económicamente estaba en bancarrota. En este contexto, se impulsaron reformas liberales para modernizar el país, pero estas reformas pronto tuvieron la respuesta contraria de los conservadores, el clero y una parte del ejército.

El principal foco de tensión entre liberales y conservadores era la situación de privilegio de la iglesia católica. Esta tensa situación provocó la existencia de dos gobiernos paralelos, uno conservador y otro liberal (el primero encabezado por Félix Zuloaga y el segundo por Benito Juárez).

Los liberales se inspiraban en los ideales de la Ilustración francesa, mientras los conservadores estaban influidos por la doctrina de la iglesia católica y el pensamiento conservador europeo.

La Guerra de Reforma se inició en 1857 y duró tres años

El presidente Benito Juárez propuso una reforma de la constitución con la intención de debilitar la hegemonía del clero y convertir a México en una nación laica y próspera. Para ello, adoptó medidas que limitaban el poder de la iglesia católica; entre ellas, la libertad de culto, el matrimonio civil o la secularización de los cementerios y los hospitales. El anuncio de estas medidas fue lo que desencadenó el enfrentamiento armado entre conservadores y liberales en la llamada Guerra de Reforma.

El último episodio de la Guerra de Reforma (también conocida como Guerra de los Tres Años), fue la batalla de Calpulalpan y la consiguiente derrota del ejército que defendía los intereses de los conservadores. Tras la batalla, el presidente Benito Juárez abandonó la ciudad de Veracruz y entró definitivamente en la capital para anunciar el fin de las hostilidades.

Consecuencias de la Guerra de Reforma

El triunfo de los ideales liberales se tradujo en una reforma del estado. En este sentido, hay que destacar las siguientes medidas:

1) la separación definitiva del estado y la iglesia,

2) el dominio de las fuerzas civiles sobre el estamento militar,

3) la autonomía de los estados que conforman México y

4) garantías para el impulso y el desarrollo de la propiedad privada. Estos principios se plasmaron en una nueva Constitución.

Para algunos historiadores el triunfo de los liberales fue mucho más que una simple reforma, ya que supuso un cambio radical en las relaciones económicas, sociales y culturales. No hay que olvidar que se pasó de un clima de intolerancia religiosa a la laicidad del estado y la secularización de la sociedad.

Después de la Guerra de Independencia, la Guerra de Reforma es considerada la más sangrienta en la historia de México.

Fotos: Fotolia - FZD - Erica Guilane-Nachez

 
 
 
Temas en Guerra de Reforma
 

Redes Sociales