Definición ABC » Historia » Guerra de Ifni

+

Guerra de Ifni - Definición, Concepto y Qué es

Fue algo así como “la guerra que nunca existió”, por lo menos no oficialmente, pues no es algo que entusiasmara al régimen franquista que entonces gobernaba en España, ni tampoco fue asumida por Marruecos, que entonces salió como perdedora de aquel conflicto.

La Guerra de Ifni fue un conflicto militar de breve duración librado a caballo entre 1957 y 1958 entre las fuerzas españolas e insurgentes apoyados por Marruecos, en el contexto de las pretensiones marroquíes sobre el Sahara y esta colonia española en África.

Ifni era un pequeño enclave colonial español enclaustrado en pleno territorio marroquí, situado en la costa ante las Islas Canarias, y con capital en Sidi Ifni, del que España se hizo cargo en 1934, durante la Segunda República, aunque le había sido asignado en el Tratado de Wad-Ras de 1860.

A mediados de la década de los cincuenta, en España era algo así como la última colonia que tenían presentes los españoles, mientras que para Marruecos (independizada en 1956) representaba una afrenta por constituir un territorio del antiguo colonizador, enclavado en medio de su país.

El territorio no era especialmente rico y, por lo tanto, no tenía ningún tipo de atractivo. Su único mantenimiento económico era la pesca, aunque esta tampoco daba para mucho.

Para recuperar Ifni, Marruecos no quiso comprometerse en una guerra convencional para la que no estaba preparado, así que optó por lo que hoy conoceríamos como una estrategia de guerra “híbrida”: facilitar el paso al territorio de grupos irregulares armados.

Estas “fuerzas de liberación” en terminología marroquí (“bandas armadas” para el régimen franquista) lanzaron su acción el 23 de octubre de 1957, provocando escaramuzas con los puestos avanzados españoles.

Las fuerzas españolas parecía que volvían a caer en el mismo error de la estrategia de los blocaos utilizada más de tres décadas antes en Marruecos, y que había ocasionado graves bajas al ejército.

España mandó refuerzos, pero no pudo contar con el material de guerra más moderno suministrado por el ejército estadounidense.

Ello era debido a que el acuerdo con EEUU limitaba el uso del material bélico cedido por dicho país a ser utilizado en la península, y no en las colonias (estatus que entonces tenía Ifni). Entre dicho material se contaban los carros de combate M47 Patton.

En lugar de ello, los soldados españoles tuvieron que combatir, por ejemplo, calzando alpargatas, y con el apoyo aéreo de unos viejos Heinkel He 111 (y posiblemente su derivado de fabricación española CASA 2.111), un modelo que casi entrañaba mayor riesgo para sus tripulantes y las propias fuerzas, que para el enemigo. El régimen franquista, que silenció el enfrentamiento a su opinión pública, no quiso dedicarle medios modernos.

No obstante, las fuerzas españolas contaban con los profesionales de la Legión, apoyados por fuerzas de reemplazo procedentes de la metrópoli, un conjunto muy superior al de las fuerzas enemigas.

Los marroquíes de Ifni encuadrados en las tropas españolas fueron licenciados poco antes del inicio de los combates, por ser poco fiables para la oficialidad española, aunque no es seguro que lo fueran todos.

Como otras potencias coloniales, España había basado buena parte de su dominio en sus colonias en tropas reclutadas entre los mismos nativos. En el caso de Ifni, los españoles supieron, además ganarse la confianza de los lugareños, prohibiendo, por ejemplo, el proselitismo cristiano.

No obstante, en la época hay una gran agitación nacionalista marroquí, y eso lleva a que la oficialidad española no se acabe de mostrar confiada en las tropas coloniales nativas.

Las operaciones también salpicaron al Sahara español, situado al sur de la colonia de Ifni.

El 23 de noviembre la ofensiva se centra sobre Sidi Ifni. Los irregulares marroquíes cortan las comunicaciones entre la capital y los principales puestos avanzados, aislando a estos.

Sidi Ifni es asaltada, pero la guarnición española resiste con coraje. Otras posiciones, como Tiliuin, T’Zelata, también son asaltadas. Paralelamente, posiciones españolas en el Sahara, como El Aaiún, son también asaltadas.

Finalmente, la ofensiva marroquí en el Sahara fue desbaratada por la intervención conjunta de España y Francia.

Pese a ello, Marruecos no salió con las manos vacías del conflicto, ya que consiguió la entrega, por parte de las autoridades españolas, de la franja de territorio norte del Sahara español, conocida como Cabo Juby. Ifni continuará a manos españolas hasta 1969, año en el que la colonia será retrocedida a Marruecos.

El coste del conflicto será de unos 200 muertos y 300 heridos para España (más bajas sin precisar por parte francesa), por unos miles de bajas sin determinar por parte marroquí. Todo, por un pedazo de tierra semiestéril...

La sensación entre los veteranos de aquella contienda es la de abandonamiento oficial.

El gobierno franquista nunca reconoció la guerra, y la censura silenció las noticias al respecto, que llegaron en cuentagotas a la opinión pública, la cual solamente se enteró de que había “escaramuzas” en la zona, atribuidas al enfrentamiento con partidas de poco más que bandoleros, que era lo que el régimen quería vender.

No ha sido sólo hasta más recientemente que se ha puesto en valor el relato y el testimonio de aquellos que lucharon en aquel conflicto, y que la opinión pública española se ha enterado de lo sucedido.

Fotos: Fotolia - Kajzr / KarSol

 
 
 
Temas en Guerra de Ifni
 

Redes Sociales