Definición ABC » Historia » Grimorio

+

Definición de Grimorio

En la Edad Media el conocimiento científico se encontraba en una fase muy poco avanzada y el conjunto de la sociedad se guiaba por convicciones de tipo esotérico y mágico. En este contexto se pusieron de moda unos libros dedicados a la magia y a la hechicería, los grimorios. En ellos se abordaban temas muy diversos, como las maldiciones, los pactos satánicos o los rituales de magia blanca. Así mismo, también aparecían formas de sanación, interpretaciones astrológicas, talismanes e indicaciones para preparar aquelarres.

Se trataba de manuales dedicados a temas de carácter esotérico. En la terminología actual hablaríamos de pseudociencias.

En cuanto al término grimorio, proviene del vocablo en latín grammaire, que significa literalmente gramática (en la Edad Media se usaba la palabra gramática para referirse a cualquier manual donde se transmitiera un conocimiento básico).

Quienes han estudiado estos textos afirman que son una combinación de conocimientos mágicos provenientes de culturas diferentes (griega, egipcia, judía y cristiana). Estos libros alcanzaron gran popularidad en Francia e Italia desde finales de la Edad Media hasta el siglo XVlll y fueron conocidos como libros negros.

Se escribieron normalmente bajo el anonimato, pues sus autores temían el castigo de la Inquisición

A pesar de tratarse de libros prohibidos por el Vaticano, en ellos aparece un profundo espíritu cristiano y, de hecho, muchos de los hechizos que se describen van acompañados de oraciones de la tradición cristiana.

La presencia de los cuatro elementos en los grimorios pone de manifiesto la fusión entre la ciencia y la magia

En los diferentes rituales que aparecen en los grimorios los elementos empleados tienen, lógicamente, una dimensión espiritual y sobrenatural. Así, el agua era interpretada de dos formas: un agente revitalizador o bien una fuerza destructiva.

El viento era concebido como una dualidad, pues podía ser aquello que da vida o bien algo devastador.

La tierra era interpretada como la fuente que provee de alimento a los hombres y, paralelamente, como el lugar que da cobijo a los muertos.

El fuego era una luz vencedora que derrota a la oscuridad y al mismo tiempo el elemento que puede destruirlo todo.

En la Edad Media no había una frontera clara entre magia y ciencia. De esta forma, se aceptaba la idea "científica" de los cuatro elementos y, paralelamente, se proponía una dimensión sobrenatural sobre su significado.

Algunos rituales tenían la finalidad de expulsar a los espíritus malignos

Algunos grimorios (de manera muy especial "La llave de Salomón") se utilizaban para resolver casos de posesión del diablo. De esta manera, invocando poderes ultraterrenos o empleando algún tipo de magia se intentaba expulsar al diablo del cuerpo de los poseídos.

Foto: Fotolia - mikesilent

 
 
 
Temas en Grimorio
 

Redes Sociales