Definición ABC » Historia » Gótico

+

Definición de Gótico

gótico Se denomina gótico al estilo artístico que caracterizó a la última etapa de la Edad Media y que se hizo especialmente visible en la arquitectura. Tradicionalmente, se ubica al arte gótico en el espacio de Europa occidental, mientras que en términos de tiempo se lo encuentra mayormente desde el siglo XII hasta el XV (aunque en algunas regiones tuviera más persistencia en el tiempo).

El arte gótico podría caracterizarse a grandes rasgos como un arte de gran elegancia y ciertamente monumental en comparación con la simpleza o tosquedad del estilo románico. Tal cambio se debe a la alteración del estilo de vida que tuvo lugar en el último período de la Edad Media y que significó un lento pero progresivo crecimiento urbano, así como también con el aumento de órdenes monásticas para las cuales se construían hermosos y grandes edificios, con el florecimiento de sectores sociales más enriquecidos y con la disminución de conflictos bélicos que hacían de las fortalezas románicas una necesidad imprescindible.

El estilo gótico se hace visible en la arquitectura a través de la construcción de enormes edificios (normalmente catedrales) que se caracterizan por la presencia de enormes ventanales cubiertos con vitrales de gran hermosura y complejidad, elemento que agregaba una importante luminosidad al interior y que se diferenciaba claramente con el estilo románico. Al mismo tiempo, el estilo gótico deja de lado el arco de medio punto para recurrir a un arco apuntado u ojival. El mismo representaba un importante trabajo de ingeniería y diseño ya que, debidamente construido, permitía sostener la estructura del edificio sin necesidad de que sus paredes fueran realizadas completamente en material sólido como la piedra. Por lo general, los edificios góticos solían alcanzar entonces una altura muchísimo mayor que las de estilo románico, volviéndose así increíbles construcciones de impresionante tamaño.

Si bien la pintura o la escultura del período gótico no han resaltado tanto como la arquitectura (quizás simplemente por ser esta última fácilmente identificable), no podemos decir que aquellas no hayan existido. En este sentido, la pintura gótica ya se observa una mayor cercanía a la realidad observada y representada, aunque todavía permanecen rasgos irreales como la dimensión de algunas figuras o las proporciones y perspectivas. Lo mismo sucedió con la escultura, que, en la mayoría de los casos, cumplió un rol decorativo de las hermosísimas y amplias estructuras arquitectónicas.

 
 
 
Temas en Gótico
 

Redes Sociales