Definición ABC » Historia » Gnosticismo

+

Definición de Gnosticismo

El término gnosis viene del griego y concretamente quiere decir conocimiento. El gnosticismo es, en un sentido general, aquella corriente filosófica que se opone al agnosticismo.

Así, mientras un agnóstico es la persona que considera imposible pronunciarse sobre la verdad de algo (por ejemplo, la existencia de Dios), un gnóstico es aquel que entiende que sí es posible conocer una realidad de manera absoluta.

En este terreno hay tres corrientes diferenciadas. Una con una dimensión filosófica, otra con un carácter mágico y una tercera impregnada de mitología.

El gnosticismo en su contexto histórico

A partir del ll d. C se inició un nuevo debate filosófico en el que se recogía la tradición filosófica de Platón y, al mismo tiempo, se planteaba una nueva idea: el problema de la existencia de Dios. El gnosticismo como corriente del pensamiento tiene, por lo tanto, una dimensión filosófica y teológica y quienes defendieron sus planteamientos, los gnósticos, fueron pensadores afines al cristianismo primitivo y al judaísmo. Entre ellos podemos destacar a Valentín, Carpócrates, Marción o Basílides.

El texto más representativo de esta corriente es el Evangelio de la Verdad, cuyo autor fue Valentín. Según este pensador gnóstico el ser humano tiene unas facultades psíquicas que provienen de la energía del Creador y quien conozca dichas facultades puede alcanzar el pleno conocimiento de la realidad.

Los gnósticos se caracterizaban por una actitud contraria al pensamiento griego tradicional, ya que rechazaban la vía intelectual del conocimiento y propugnaban un conocimiento basado en la espiritualidad y en la mitología

El gnosticismo mágico y mitológico

En este contexto destaca la figura de Simón el Mago. Sobre él hay referencias en el Nuevo Testamento, donde aparece como un mago que intentaba impresionar a los samaritanos. Sostenía que existe una fuerza infinita que proviene del Espíritu de Dios y que dicha fuerza explica el origen del Universo.

Los mandeos, también conocidos como sandeos, eran una secta judío-cristiana y su doctrina representa al gnosticismo mitológico. Sus seguidores se encontraban en distintos territorios del Mediterráneo y defendían las siguientes ideas:

1) el mundo surgió tras una lucha entre dos fuerzas, la luz y la oscuridad,

2) la luz representa a Dios y por debajo de él hay una fuerza creadora llamada Ptahil que es similar al demiurgo platónico,

3) los seres humanos viven en el mundo dominado por la oscuridad, pero después de la muerte podrán conocer la luz y

4) Jesucristo es considerado como un falso mesías y para los mandeos la auténtica referencia espiritual del Cristianismo era Juan Bautista.

El colectivo mandeo es en la actualidad una minoría religiosa asentada en Irak que ha sido perseguida por la comunidad islámica y que anteriormente fue perseguida por los cristianos.

Foto: Fotolia - cosma

 
 
 
Temas en Gnosticismo
 

Redes Sociales