Definición ABC » Historia » Gestapo

+

Definición de Gestapo

En 1933 Hermann Göring fundó la Gestapo, la policía secreta de Hitler. La actividad de este cuerpo policial se mantuvo hasta el fin de la ll Guerra Mundial en 1945. Sus miembros realizaban una tarea fundamental para los intereses nazis: perseguir y eliminar a los opositores del nacionalsocialismo. En este sentido, la policía secreta de Hitler se convirtió en una eficaz arma letal.

La herramienta represora del nazismo

Como todos los regímenes dictatoriales, el nazismo organizó un sistema basado en el control social y el terror. En los ficheros de la Gestapo había información detallada sobre la ideología de la población alemana en su conjunto. Mientras los agentes se dedicaban a la tortura y al espionaje, en los documentos oficiales esta organización se presentaba con un legítimo propósito: la protección del pueblo y el estado alemán.

Para conseguir información los oficiales de la policía secreta empleaban varias estrategias: escuchas telefónicas, violación de la correspondencia y espías infiltrados en organizaciones clandestinas. A pesar de la eficacia de estos métodos, la principal fuente de información provenía de las delaciones y denuncias de los ciudadanos alemanes.

En cualquier caso, la temida Gestapo desplegó una intensa actividad, pues eran muchos sus enemigos: judíos, testigos de Jehová, comunistas, homosexuales, gitanos, republicanos españoles, jóvenes contestatarios y, en definitiva, todos aquellos que se desviaran de los principios ideológicos del nacionalsocialismo.

La policía secreta del nazismo podía encarcelar a personas sin necesidad de respetar los procedimientos judiciales y para ello recurría al sistema de la detención preventiva. La sede central de la Gestapo se encontraba en Berlín y los berlineses se referían a este lugar como "la casa de los horrores". Vale la pena recordar que los agentes que formaban este cuerpo policial se dividían en dos categorías: asistente criminal y secretario criminal.

Cuando finalizó la ll Guerra Mundial se iniciaron los procesos de Núremberg para juzgar a los oficiales nazis. En las sentencias definitivas se declaró a la Gestapo como una organización criminal.

Empresas colaboradoras

La empresa alemana IBM se puso al servicio del nazismo y con las primeras computadoras se gestionaba eficazmente toda la información de la Gestapo.

Hugo F. Boss (fundador de compañía Hugo Boss) se afilió al partido nazi en 1931 y gracias a ello su modesta fábrica textil pudo contar con un elevado número de trabajadores forzados de origen judío. La popular marca de ropa abandonó la fabricación de trajes para la población civil y se centró en la confección de uniformes militares para los nazis.

Ambos casos exponen cómo determinadas empresas estuvieron involucradas, directa o indirectamente en base a sus propios intereses.

En la actualidad

Se desarrolla un museo en el interior, mientras que del lado extreno está la exposición Topografía del Terror. En ambos casos, es importancia remarcar que los mensajes, omisiones y peso que se da y forma que se cuentan los diversos eventos históricos son extremadamente tendenciosos.

Foto Fotolia - nmann77

 
 
 
Temas en Gestapo
 

Redes Sociales