Historia » Francia Libre

Definición de Francia Libre

Cuando Francia capituló ante Alemania el 25 de junio de 1940, al mismo tiempo se gestaba en Inglaterra lo que sería denominado la “Francia Libre”, un estado paralelo al de Vichy, capitaneado por Charles de Gaulle, que lucharía junto a los aliados y conseguiría situar al país galo en el bando de los vencedores.

La Francia Libre fue una organización político-militar declarada heredera de la Francia ocupada por los alemanes, que se alineó con los aliados durante la Segunda Guerra Mundial, participando en diversas acciones militares, entre las cuales, la más sonada fue la liberación de París.

Antes de la capitulación francesa ante las tropas alemanas, la operación de salvamento de Dunkerque ya había permitido salvar a un numeroso contingente de tropas galas, pese a que la prioridad de la operación fue evacuar tropas británicas (la operación en sí fue llevada a cabo por los británicos).

Durante varios días, y normalmente a través de la península de Bretaña, otras tropas francesas llegarían a las costas inglesas, es de suponer que algunas con la esperanza de iniciar un contraataque que les permitiera recuperar su país, otras para poder obtener unos días de descanso con el fin de recuperar el aliento y continuar la guerra más adelante.

Con la firma de la capitulación, algunos mandos franceses no están de acuerdo con la decisión. Es el caso de Charles de Gaulle, brillante comandante de tanques, que se pronuncia públicamente a favor de resistir y contraatacar a los germanos junto a Gran Bretaña.

En una célebre alocución emitida por la BBC, de Gaulle se dirige a todos sus compatriotas, tanto los soldados que han conseguido llegar a Inglaterra, como a sus conciudadanos que, a partir de ahora, vivirán bajo el yugo alemán, instándoles a resistir.

Con el establecimiento del gobierno de Vichy, el discurso de de Gaulle no tiene tanto eco como el futuro gobernante de Francia tras la guerra habría deseado, pero aún así, esta “otra Francia” es capaz de formar diversas unidades de combatientes prontas para el esfuerzo de guerra.

El aparato militar de la Francia Libre se divide entre las Fuerzas Francesas Libres (FFL) y la resistencia, actuando esta última en forma de guerrillas en el interior del país.

Las FFL se nutren tanto de los soldados que son evacuados a territorio de las Islas Británicas, como de las guarniciones coloniales que desobedecen las órdenes de Vichy y se alinean con de Gaulle.

La resistencia pasará a engrosar, a partir de junio de 1944 tras el Desembarco de Normandía, las llamadas Fuerzas Francesas del Interior (FFI), un ejército irregular con modos de ejército regular, para engrosar el conjunto del ejército francés libre.

La Francia Libre fue concebida por de Gaulle desde el principio como una organización temporal.

Su “fecha de caducidad” debía ser la liberación de Francia y, por lo tanto, el retorno a la normalidad, algo que fue declarado por el general de forma explícita.

De Gaulle también necesitaba desmarcarse públicamente del gobierno británico, para que no se identificara la organización que había creado con una iniciativa británica, que es precisamente lo que habían hecho creer desde Vichy, explotando la vieja rivalidad entre ambos países.

El primer objetivo de la Francia Libre fue evitar, en la medida de lo posible, que el imperio colonial francés cayera en manos de la Francia de Vichy, para hacerlo en las propias.

El país contaba todavía con un vasto imperio colonial, el cual podía proporcionarle grandes recursos.

Cabe señalar en este punto, que la Francia de Vichy no se hallaba en guerra contra Alemania ni otros países aliados, aunque a principios de julio de 1940, y tras la firma del armisticio, la flota atlántica gala (en manos de Vichy) fue bombardeada y prácticamente destruida por la Royal Navy británica en la batalla de Mers el-Kebir, para evitar que dicha flota acabara cayendo en manos germanas.

El ataque británico “calentó” las relaciones entre el gobierno de Churchill y el de Pétain hasta el punto de romperlas, pero el mariscal y jefe de gobierno de Vichy declinó devolver el golpe con una declaración de guerra y una represalia.

Por su parte, de Gaulle justificó el ataque y lo aprobó, aunque es probable que lo hiciera a posteriori, sin haber conocido a priori las intenciones británicas.

Las islas del Pacífico y los asentamientos en la India fueron las primeras colonias francesas en unirse a la Francia Libre, a las que seguirían Chad y el África Ecuatorial (esta última tras un ataque militar de las FFL).

Los golpes de mano se extienden por las posesiones francesas en África que, poco a poco, van pivotando de las manos de Vichy a las de la Francia Libre. Esta última entidad declarará ilegales las leyes y disposiciones del gobierno petainista, rompiendo totalmente con este y con la Francia que ejerce de satélite del Eje.

El siguiente territorio significativo en caer del lado de la Francia Libre fueron las posesiones galas en el norte de África, Marruecos, Argelia y Túnez, en noviembre de 1942.

En el marco de la Operación Torch (antorcha, en inglés), las fuerzas combinadas anglo-norteamericanas desembarcaron en Casablanca, Orán y Argel.

Inicialmente dichas fuerzas aliadas fueron recibidas con resistencia, pero finalmente Eisenhower (jefe supremo de la operación aliada) consiguió convencer al almirante François Darlan (al mando de las fuerzas de Vichy) que era mejor cambiarse de bando.

El norte de África había caído en manos de los aliados, sin mucha intervención de la Francia Libre, aunque esta tendría su momento de gloria en lo que ya quedaba como último paso para completar la liberación de Francia: el asalto al territorio galo europeo.

La principal tarea de la Francia Libre de cara al Día D (el desembarco de Normandía) fueron las tareas de inteligencia y sabotaje llevadas a cabo por la resistencia en el interior.

Las FFL también tomaron parte en las operaciones anfibias, así como en las aeronavales, aunque el número de sus efectivos y recursos era muy inferior al de sus aliados anglo-americanos. Durante la batalla de Normandía, las FFL lucharon bravamente.

La liberación de París será, posiblemente, el momento de mayor brillo de la Francia Libre.

Los mandos aliados querían pasar de largo de París para atacar Alemania, aprovechando su velocidad y quitándose de encima la responsabilidad de tener que alimentar a una ciudad de tal tamaño. De Gaulle no lo permitirá.

Con una revuelta interior de la resistencia y los alemanes en desbandada, las Fuerzas Francesas Libres entran sin dificultades en París. Curiosamente, las primeras unidades mecanizadas que llegan a los puntos céntricos no transportan a soldados franceses, sino a veteranos españoles republicanos de la Guerra Civil.

La Francia Libre continuará su ataque a través de Alemania junto con el resto de las fuerzas aliadas, y tras la guerra, y gracias a la pericia de de Gaulle, se sentará en la mesa de los vencedores para imponer a Alemania sus condiciones de rendición, convirtiéndose junto a los Estados Unidos, la Gran Bretaña, y la Unión Soviética, en una de las cuatro potencias ocupantes de posguerra.

Como había declarado abiertamente de Gaulle, el final de la contienda marca también el fin de la existencia de la Francia Libre, que pasa a “normalizarse” y a volver al estado de antes de la invasión germana.

Fotos: Fotolia - Paul Daniels / 20ast

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2018 | URL: https://www.definicionabc.com/historia/francia-libre.php
 
Temas en Francia Libre
 

Redes Sociales