Definición ABC » Historia » Fragata

+

Definición de Fragata

Desde la antigüedad clásica, fueron creadas diversas clases de barco para enfrentar las diversas tareas y funciones de las flotas militares. Una de estas clases, que hunde sus raíces en el siglo XVII, es la fragata.

Una fragata es un tipo de buque de guerra ligero, destacada para una función concreta, y que se encuentra, en el “escalafón” justo por debajo del destructor.

Las primeras fragatas ven la luz en el siglo XVII como barcos más pequeños, ligeros y rápidos que los pesados y potentes buques de línea.

Incapaces de mantener un enfrentamiento abierto uno contra uno ante uno de estos gigantes del mar, la principal baza de las fragatas era su rapidez de movimientos, que le permitían eludir el combate exitosamente contra fuerzas superiores en número, y realizar misiones rápidas, imposibles para los pesados y lentos buques de línea.

Su papel en esta época fue, básicamente, la protección del tráfico mercante, así como misiones de apoyo a los buques de línea.

Al igual que los tanques en tierra necesitan la protección de la infantería y la asistencia de otros tipos de vehículos para no ser víctimas de una emboscada (sin protección, un infante debidamente armado, puede acabar con un tanque), un cometido que las fragatas podían cumplir.

Las operaciones de exploración y detección del enemigo también eran desempeñadas por fragatas, en una época en la que toda observación debía ser realizada a ojo, como máximo con la asistencia de un catalejo.

La definición de fragata, al igual que su rol, ha ido variando a lo largo de los años, a medida que las técnicas y tecnologías de la guerra marítima avanzaban.

Así, cuando los barcos de guerra empezaron a blindarse, el pequeño tamaño de las fragatas fue un inconveniente, ya que con la tecnología de la época requería que el barco fuera de gran tamaño.

Las fragatas casi desaparecen de la escena en las diversas flotas, aunque la denominación se recuperaría durante la Segunda Guerra Mundial.

Con el auge del arma submarina durante la conflagración de 1939 a 1945, utilizada extensivamente tanto por los alemanes como por los japoneses (aunque todos los bandos tuvieron submarinos en liza), se denominó fragata a los pequeños buques especializados en la lucha antisubmarina.

Así, las escoltas de los convoyes que llevaban víveres a la Gran Bretaña incluían una notable cantidad de fragatas.

Pese a tener una menor potencia de ataque que otras clases de navío, como los cruceros o los destructores, la lucha antisubmarina no requería de un especial poder armamentístico, por lo que se podían armar numerosos barcos más pequeños y con menores exigencias técnicas para hacerle frente.

Las fragatas modernas empezaron a gestarse, precisamente, en la Segunda Guerra Mundial.

A finales de la contienda, este tipo de buques se habían especializado, en algunos casos y además de para la lucha antisubmarina, también para la lucha antiaérea.

Esencialmente, siguen manteniendo las características de ligereza, velocidad y maniobrabilidad, y pese a mantener un rol principal de escolta, en muchos casos se las ha preparado para poder desempeñar varios roles en función de las necesidades.

Así, las fragatas cuentan actualmente con una dotación de misiles válida para desempeñar cualquier tarea (superficie a superficie tanto a objetivos en el mar como en tierra, y de superficie a aire), lucha antisubmarina, y la gran mayoría cuentan con algún medio aéreo, generalmente uno o dos helicópteros, lo que les permite llevar a cabo operaciones de salvamento u otras.

El siguiente paso para las fragatas, al igual que otros tipos de buques, es hacerlos furtivos.

Esto es, que no sean detectables por los radares. Actualmente, la tecnología ya es suficientemente madura, pero adoptada por buques de tamaño superior, como los destructores.

Fotos: Fotolia - Elenarts / Specnaz7

 
 
 
Temas en Fragata
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48603 fans
  • Twitter
    2315
  • Google
    481
  •