Historia » Filosofía Moderna

Definición de Filosofía Moderna

La filosofía es una disciplina milenaria que se ocupa de indagar, para poder resolver, los principales interrogantes que invaden al hombre, tales como la existencia, la moral, la ética, el conocimiento, el lenguaje, entre otros.

Se trata de un área ciertamente abarcadora en cuanto a los campos de estudio en los que interviene y asimismo recibe la influencia de otras ciencias y ámbitos tales como la política y la religión.

Filosofía que surge en el Renacimiento y se extiende hasta los últimos años del siglo XX y cuya principal característica es la subjetividad que instala un cambio en la manera de indagación sobre los problemas o temas centrales de la vida y el hombre

La filosofía moderna nace a comienzos del Renacimiento y de la Reforma Protestante hasta los últimos años del siglo pasado, siglo XX.

Tras siglos y siglos de filosofar acerca de cuestiones circunscriptas a lo teológico, surge un espíritu reaccionario de protesta en contra de la postura tradicional de la filosofía. En la antigüedad, la filosofía antigua partía de la realidad objetiva para realizar las reflexiones filosóficas, luego, en la Edad Media, la filosofía de aquel tiempo había decidido tomar a Dios como centro y referencia, en cambio, la llegada de la filosofía moderna propone un cambio sustancial como consecuencia de la instalación de la subjetividad en el centro de la escena.

Las dudas que se plantean sobre la posibilidad de un conocimiento objetivo de la realidad material o divina, hacen del problema del conocimiento el punto de partida de la reflexión filosófica.

La filosofía antigua tomó a la realidad objetiva como punto de partida de sus reflexiones filosóficas, en el medioevo, Dios, fue la referencia, y en el caso de la filosofía moderna, que nos ocupa en esta reseña es la subjetividad la base de esta propuesta.

Duda, razón, investigación y subjetividad, sus pilares

La duda, la investigación y la razón son las grandes estrellas y los pilares sobre los cuales se basará la misma, y en ellos es donde justamente se buscará encontrar las certidumbres a las dudas que se planteen.

Fueron muchísimos los eventos que se sucedieron hacia el final de la Edad Media, tanto en el orden social, político, cultural y filosófico, que serán los que terminarán por abrir el paso a la flamante modernidad.

El desarrollo del humanismo, en el ámbito filosófico, sumado a la revolución científica que propusieron las conclusiones de Nicolás Copérnico con su teoría heliocéntrica de la tierra, provocaron la caída de la escolástica vigente y el resurgimiento de nuevos esquemas conceptuales totalmente lejanos de viejas disputas filosóficas que normalmente se dirimían a instancias de una autoridad, platónica o aristotélica, según correspondiera.

René Descartes, pionero de la filosofía moderna

En tanto, el filósofo francés René Descartes está considerado como el “padre” de la Filosofía moderna porque su pensamiento lo llevó directamente a la creación de una nueva ciencia matemática, de la geometría analítica y también a alcanzar la conclusión de que para evitar el error no solamente basta con disponer de inteligencia sino que a la misma hay que aplicarla adecuadamente, o sea, la misma requiere sí o sí de un método, porque de lo contrario no sirve de nada la disposición de inteligencia sin la presencia de un método para ejecutarla.

Descartes fue el promotor y pionero del racionalismo, doctrina que sostiene que la realidad es racional y por caso es solamente comprensible mediante el uso de la razón. La razón es la base y el método que propone incluye a las matemáticas, una ciencia exacta.

Su propuesta fundamental fue la llamada duda metódica que implicaba someter a juicio todos los conocimientos que existían para así hallar principios inequívocos sobre los cuales se fundará el saber o conocimiento.

Una frase suya, que pasaría a la posteridad sella este pensamiento y método: “pienso, luego existo”

El método cartesiano proponía para todas ciencias descomponer los problemas complejos en partes más simples hasta encontrar sus elementos básicos, que se presentan ante nuestra razón de manera evidente y así continuar a partir de las mismas a reconstruir todo el complejo.

Pro no podemos soslayar la influencia del otro grupo que compuso y fue determinante en la filosofía moderna y que acompañó a los racionalistas como Descartes: los empiristas.

Los empiristas sostenían como principio fundamental del conocimiento la experiencia sensorial que con ella comenzará el conocimiento

Mientras tanto y hacia finales del siglo XVIII aparece otro gran filósofo, Immanuel Kant que se propuso la titánica tarea de unir racionalismo con empirismo, sin embargo, no logró su pretensiosa aspiración de unidad en su totalidad porque las disputas entre ambos bandos de la filosofía moderna continuaron.

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: agosto. 2011 | URL: https://www.definicionabc.com/historia/filosofia-moderna.php
 
Temas en Filosofía Moderna
 

Redes Sociales