Definición ABC » Historia | Política » Estado de Bienestar

+

Definición de Estado de Bienestar

El Estado de Bienestar es un concepto político que tiene que ver con una forma de gobierno en la cual el Estado, tal como lo dice su nombre, se preocupa por el bienestar de todos sus ciudadanos, que no les falte nada, que puedan satisfacer sus necesidades básicas, proveyéndoles en este caso aquello que no puedan conseguir por sus propios medios y entonces se hace cargo de los servicios y derechos de una gran parte de la población considerada humilde o empobrecida.

Sistema de gobierno en el cual el estado interviene para proveerle a las clases más vulnerables una ayuda que los saque de esa situación

Se impone con mayor fuerza en el año 1945, luego de la Segunda Guerra Mundial, con un escenario de gran depresión económica, luchas obreras, desigualdad social y explotación capitalista a la clase trabajadora.

Los analistas lo definen como una manera de organizar el estado a partir de la combinación de sistema capitalista, sistema democrático y sin olvidar el ojo puesto en conseguir el bienestar social.

Pilares que lo sustentan

Los pilares en los que está sustentado son la entrega de subsidios a aquellos habitantes en situación de vulnerabilidad como ser desempleados y ancianos; sistema universal y gratuito de atención sanitaria; garantizar la educación a todos; una adecuada y consciente distribución de la riqueza; y proveer una vivienda digna.

Origen

El Estado de Bienestar es un fenómeno muy reciente que tuvo mucho impulso en diferentes partes del mundo en el siglo XX debido a las distintas crisis económicas, guerras y conflictos de diverso tipo que significaron consecuencias muy duras y difíciles de sortear para gran parte de las poblaciones occidentales.

La idea de un Estado de Bienestar existe desde mitad del siglo XIX cuando distintos grupos sociales (especialmente los trabajadores) empezaron a luchar por el reconocimiento de sus derechos a nivel internacional.

Desde entonces, y especialmente en el siglo XX, a partir de eventos tales como la Gran Depresión de 1929, o las épocas de posguerra luego de la 1era y de la 2da Guerra Mundial, surge la noción de un Estado que se encarga de proveer a esos sectores humildes o desfavorecidos con ciertos servicios y asistencia para complementar aquello que no pueden obtener en un sistema desigual o injusto como el sistema capitalista.

La influencia del economista Keynes

Se ha sustentado especialmente con las teorías del economista británico Keynes quien promovía la intervención estatal para solucionar los problemas económicos.

Una propuesta polémica y criticada

La propuesta económica de Keynes ha cosechado desde su aparición y hasta nuestros días numerosas críticas que consideran que el problema se resuelve a medias y se agrava cuando el gasto por parte del estado conduce a una economía que usa a pleno los recursos que dispone, e incluso gasta más de lo que tiene en caja.

Inevitablemente esta estado de cosas desembocará en una situación inflacionaria grave, en la cual el estado se verá obligado, sino cambia de rumbo, a emitir más moneda para hacer frente a los gastos estipulados.

Ahora bien, la culpa no es de Keynes ya que él había propuesto que una vez que se logra el equilibrio se debía restringir la asistencia y aumentar las tasas de interés, pero claro, muy pocos dirigentes políticos querían y quieren asumir el costo político de una medida de este tipo, reduciendo el gasto público y por ende los subsidios, porque obviamente se trata de una medida impopular y mucho más en épocas de campaña electoral.

La crisis de 1929 fue un importante golpe para el capitalismo ya que hizo que una parte muy importante de la sociedad occidental cayera en la miseria.

Ante estas circunstancias, el desarrollo de un Estado capaz de contener la miseria, la pobreza y el hambre fue un fenómeno de importancia y gran necesidad.

Para el Estado de Bienestar hay tres elementos que son relevantes: la democracia, es decir, el mantenimiento de formas políticas no autoritarias ni autocráticas; el bienestar social, es decir, la provisión a la sociedad de la ayuda económica y social necesaria para progresar; el capitalismo, ya que para el Estado de Bienestar el capitalismo no es necesariamente un problema si no que muchas veces supone la convivencia con el mismo.

De acuerdo a los defensores del Estado de Bienestar, una mayor intervención estatal en la economía es una de las directrices más importantes ya que si el mercado es quien regula las relaciones socio-económicas siempre habrá sectores perjudicados y la creciente riqueza de unos pocos puede llevar a un gran desequilibrio resultante en profundas crisis.

Así, el Estado de Bienestar regula cuestiones como el empleo, la producción, el acceso a la vivienda, la educación y salud pública, etc.

Debido a los importantes gastos presupuestarios que un Estado de este tipo puede significar para una nación, hoy en día esta forma política ha quedado un poco desacreditada y se suelen preferir sistemas que combinen acceso a lo público con una importante intervención privada.

 
 
 
Temas en Estado de Bienestar
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •