Definición ABC » Historia » Eje Cronológico

+

Definición de Eje Cronológico

La idea de eje hace referencia a una línea y, por su parte, cronología se refiere a la sucesión temporal de algo. El término eje cronológico es, en pocas palabras, una línea del tiempo. Se trata de un término muy utilizado por los historiadores, ya que para ordenar los acontecimientos históricos en un marco temporal es conveniente establecer una cronología.

Una herramienta al servicio de la comprensión del pasado

Un eje cronológico es normalmente representado con una línea. En ella se pueden determinar divisiones. Así, a.C y d. C es la división tradicional para indicar que un acontecimiento sucedió antes o despúes del nacimiento de Cristo.

La idea fundamental de cualquier eje cronológica es segmentar la historia de una manera ordenada y lineal. En ocasiones, estos ejes aluden a periodos relativamente breves (por ejemplo, el siglo XX) y a veces se refieren a periodos muy largos, como la prehistoria o la Edad Media. Estas líneas del tiempo se rigen por un principio general: a iguales distancias, iguales cantidades de tiempo.

Para comprender un hecho histórico es imprescindible ubicarlo en un tiempo concreto

Los años se agrupan en lustros (5 años), décadas (10 años), siglos (100 años) o milenios (1000 años o diez siglos). Estas referencias numéricas plasmadas en un eje cronológico sirven para referirnos a la historia propiamente dicha, pues el periodo anterior se refiere a otra categoría, la prehistoria. Se entiende por prehistoria el periodo que va desde el surgimiento del ser humano hasta la aparición de la escritura e incluye dos etapas generales: el paleolítico y el neolítico.

El uso de un eje cronológico como forma de ordenar el tiempo se puede utilizar en diversas disciplinas, como la historia, la arqueología o la paleontología. Por otra parte, la cronología es la disciplina auxiliar de la historia que estudia el orden temporal de los hechos históricos.

Cada civilización tiene su propia cronología y por este motivo los griegos manejaban el tiempo tomando como referencia las Olimpiadas que se celebraban cada cuatro años y la civilización del Antiguo Egipto que duró 3000 años se basaba normalmente en las fechas de los reinados de los faraones.

Un sencillo ejemplo ilustrativo

Imaginemos una línea con la que se pretende mostrar los dos milenios de historia desde el nacimiento de Cristo hasta la actualidad. En dicha línea se realizarían una serie de anotaciones: el año 0 representaría el inicio del eje cronológico, en la mitad de la línea anotaríamos el año 1000 y al final de la misma indicaríamos el año 2000. Esta representación general incluye varias etapas: la Historia Antigua, la Edad Media, la Edad Moderna y la Edad Contemporánea. Cada uno de estos periodos podría servir para establecer un nuevo eje cronológico.

Foto: Fotolia - Aristokrat44

 
 
 
Temas en Eje Cronológico
 

Redes Sociales