Historia » División Militar

Definición de División Militar

Desde las batallas campales de la antigüedad clásica hasta nuestros días, la organización de los ejércitos ha avanzado mucho, y actualmente podemos ver la organización de una tropa realizada a base de conjuntos cuyas denominaciones nos son familiares a todos: escuadrón, regimiento, o división.

La última de estas palabras, división, sea tal vez la más popular, aunque es un término de cuño reciente en el léxico militar, pero cuyas raíces pueden hundirse en la historia hasta las legiones romanas, la unidad más parecida en varios aspectos.

Una división es una unidad militar, generalmente orientada a proporcionar una capacidad determinada al conjunto del ejército (infantería, blindada, etc), pero suficientemente pertrechada y equipada como para operar independientemente sobre el terreno.

Vendría a ser una especie de “mini-ejército”, con su propia cadena de mando, sus servicios sanitarios, logísticos, etc.

La dotación de una división depende de cada ejército, pero usualmente pivota entre los 10.000 y los 20.000 efectivos.

El personal asignado a las divisiones también varía dentro de cada ejército y según la acción que hayan visto; a lo largo de la guerra, si una división ha sido diezmada en combate, esta cuenta igualmente como una unidad para el mando (teniendo en cuenta su menguada capacidad ofensiva y defensiva).

Con notables diferencias, podemos remontar la historia de las divisiones militares a las falanges macedonias y, sobretodo, a las legiones romanas, aunque la historia de las divisiones modernas tal y como las conocemos a día de hoy viene de la guerra revolucionaria francesa.

El éxito de la nueva organización y estructura militar a lo largo de las posteriores campañas napoleónicas haría que el modelo divisional se extendiera por todos los ejércitos de principios/mediados del siglo XIX.

La creciente especialización del oficio militar, así como la aparición de nuevos tipos de arma y el consecuente cambio de tácticas, hicieron que la división se amoldara a las necesidades de los ejércitos.

A lo largo de la historia, las divisiones se han especializado.

Así, encontramos divisiones de infantería y caballería en la Primera Guerra Mundial, y con el surgimiento de los tanques, divisiones blindadas en la Segunda.

El concepto de caballería tampoco ha muerto, solo que el caballo si ha dejado de utilizarse como medio de transporte y arma de combate, siendo sustituidos por carros blindados o helicópteros.

El ejército estadounidense todavía mantiene divisiones de caballería basadas en estos conceptos, y especialmente famosa se ha hecho su “caballería aérea”, estrenada en la guerra de Vietnam.

El concepto de las modernas divisiones de caballería es el de un desplazamiento y ataque rápidos, al igual de lo que los caballos suponían hasta el fin de la Primera Guerra Mundial.

En algunas doctrinas militares también existen divisiones de artillería, como en el caso soviético durante la Segunda Guerra Mundial, o el ejército de la República Popular China, histórica y actualmente.

En los últimos años, y desde justo después de la invasión norteamericana de Irak, con la insurgencia y la necesidad de desarrollar tácticas contrainsurgentes que requieren de unidades más pequeñas y flexibles sobre el terreno, con otro enfoque de la guerra, el concepto de división ha empezado a ser cuestionado por expertos y analistas.

Muchos ejércitos ya se están organizando (o, por lo menos, organizando una gran parte de sus tropas) en regimientos (caso británico) o brigadas (caso español) como unidades base en vez de la división.

En el caso de una guerra convencional, lo habitual sería formar un fuerte núcleo de ejército con unas pocas divisiones y un gran número de fuerzas auxiliares encuadradas en regimientos o brigadas.

Foto: Fotolia - keskinfunda

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: marzo. 2018 | URL: https://www.definicionabc.com/historia/division-militar.php
 
 

Redes Sociales