Definición ABC » Historia » Decretos de Nueva Planta (1707-1716)

+

Definición de Decretos de Nueva Planta (1707-1716)

A principios del siglo XVl los Reyes Católicos establecieron la denominada Monarquía hispánica y con ella se mantuvo un equilibrio entre la Corona de Castilla y la Corona de Aragón. Los distintos Decretos de Nueva Planta a principios del siglo XVlll representaron la plena integración territorial de España, así como su unidad jurídica como nación.

El conflicto internacional de la Guerra de Sucesión fue el preámbulo de los Decretos de Nueva Planta

Al morir el monarca Carlos ll en 1700 la dinastía de los Austrias se quedó sin una sucesión a la corona. En su testamento dispuso que el legítimo heredero tenía que ser Luis Felipe de Anjou, descendiente de los borbones. El nuevo monarca, Felipe V, se convirtió en 1701 en el rey de España jurando fidelidad a las Cortes de Castilla. Ese mismo año estaba previsto que el monarca jurase fidelidad a las Cortes de Aragón.

Esta situación provocó recelos entre los ingleses, holandeses y austriacos, ya que la corona de España iba a recaer sobre un borbón francés y esta situación podía desembocar en un futuro en una potente alianza entre Francia y España.

Como es lógico, esta hipotética circunstancia generaba suspicacias en el conjunto de naciones europeas. De esta manera, el problema de la sucesión dinástica en España hizo que ingleses y austríacos propusieron a otro rey para la sucesión de la Monarquía hispánica, el archiduque austríaco Carlos.

Se inició así la Guerra de Sucesión: las potencias favorables a Carlos de Austria frente a las potencias partidarias de Felipe V. Inicialmente las tropas partidarias de los Austria consiguieron controlar los territorios de Cataluña y Valencia, pero en 1707 las tropas favorables al candidato borbón derrotaron a las tropas austracistas.

Mientras la dinastía francesa simbolizaba el centralismo político, la dinastía de los Austria representaba todo lo contrario y esta circunstancia resultaba atrayente para los defensores de los fueros aragoneses, valencianos y catalanes.

Los Decretos de Nueva Planta

En 1707 se promulgó el primero de los decretos. Según el mismo, Felipe V anuló el derecho foral valenciano y aragonés, ya que se entendía que sus habitantes se habían rebelado contra el legítimo monarca. En otras palabras, por el derecho de conquista se anulaban los privilegios de estos territorios.

Se impuso así una nueva forma jurídica que anulaba leyes, costumbres y formas de organización política. En un segundo decreto en 1711 Felipe V reestableció parcialmente el derecho foral aragonés.

En la isla de Mallorca se sofocó la rebelión de los austracistas en 1715 y como consecuencia se promulgó un nuevo decreto (en él se respetaba el derecho foral mallorquín pero se derogaba el derecho público hasta entonces vigente).

En 1716 un último decreto se aplicó en relación con Cataluña. Las consecuencias jurídicas del mismo fueron básicamente dos: derogación del derecho público catalán y el mantenimiento del derecho foral en relación con el ámbito privado.

Otras consecuencias de los decretos de Nueva Planta

Las instituciones políticas de la Corona de Aragón se disolvieron y acabaron unificándose con las instituciones castellanas.

En el ámbito municipal se implantó en Aragón el sistema de elección hereditario de los cargos municipales.

Por último, la lengua castellana se impuso como lengua oficial de la administración en todo el territorio nacional.

Foto Fotolia: popaukropa

 
 
 
Temas en Decretos de Nueva Planta (1707-1716)
 

Redes Sociales