Historia » Cerbero

Definición de Cerbero

Cerbero, conocido en ocasiones como Cancerbero, era un perro de aspecto monstruoso con tres cabezas y una cola de serpiente. En la mitología griega esta criatura de apariencia feroz cumplía una función muy específica: proteger las puertas del inframundo o reino de Hades.

De esta manera, nadie sin permiso podía entrar en el Hades y ningún espectro podía salir de él, pues Cerbero se encontraba encadenado a sus puertas.

Cerbero era uno de los hijos de una monstruosa ninfa marina llamada Equidna y de un dios con forma de monstruo alado llamado Tifón. Cerbero es el hermano de otros seres igualmente siniestros, como la Hidra de Lerna, Ortro y la Quimera.

En la historia del arte es representado normalmente con unos ojos de color sangre, con un aspecto muy feroz y un intenso color negro.

Cerbero en el mito de Orfeo y Eurídice

En la mitología griega Orfeo era hijo de Apolo y Calíope. Orfeo contrajo matrimonio con una hermosa ninfa llamada Eurídice. Un día Eurídice pisó accidentalmente a una serpiente venenosa cuando huía de uno de los hijos de Apolo que pretendía poseerla. Ella murió y Orfeo quedó profundamente apenado.

Para rescatar a su amada del mundo de los muertos decidió dirigirse al inframundo. Allí se encontró a Cerbero y para calmar al fiero perro con tres cabezas empezó a tocar con su lira una hermosa melodía hasta que consiguió que la bestia se durmiera plácidamente. Con este ingenioso truco Orfeo ya podía llegar hasta su amada y rescatarla.

Conmovidos por el amor de Orfeo, los dioses permitieron que salieran juntos, pero impusieron una condición: Eurídice tenía que ir detrás de Orfeo en el camino hacia la luz y él no podía girarse para contemplarla.

Orfeo no pudo resistir la tentación y se giró hacia atrás para comprobar si su amada esposa le seguía. En ese instante Eurídice desapareció para siempre y Orfeo quedó profundamente desconsolado hasta el fin de sus días, con la única compañía de su lira y algunas fieras que se acercaban a él para escuchar su música.

Cerbero y los doce trabajos de Heracles

El dios Zeus se hizo pasar por el marido de Alcmena y la dejó embarazada. Fruto de este encuentro nació Heracles (también conocido como Hércules en la mitología romana).

Hera, la verdadera esposa de Zeus, se sintió humillada por la infidelidad de su esposo y dirigió su rencor hacia Heracles.

La vengativa Hera hizo que Heracles tuviera que enfrentarse a todo tipo de pruebas, los conocidos como doce trabajos de Heracles. El último de ellos consistió precisamente en enfrentarse al perro de tres cabezas que custodiaba las puertas del inframundo.

A pesar de su fiereza, Cerbero fue vencido por la inmensa fuerza de Heracles.

Foto: Fotolia - Euichul

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: septiembre. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/historia/cerbero.php
 
Temas en Cerbero
 

Redes Sociales