Historia » Casa Milà

Definición de Casa Milà

Casa Milà, popularmente conocida como la Pedrera, fue la última edificación que construyó Gaudí en Barcelona destinada a la vivienda.

El arquitecto catalán la construyó entre los años 1906 y 1910 y ya en su época generó mucha expectación entre los barceloneses, pues su aspecto se oponía radicalmente a la tradición arquitectónica de la ciudad.

En el interior del edificio hay dos patios que aportan luz a los distintos apartamentos

En los patios se pueden apreciar algunos elementos típicos de la arquitectura modernista: el hierro forjado combinado con materiales rugosos, el uso de arcos y toda una serie de elementos decorativos (maderas de distintos colores, techos ornamentados y pequeños detalles típicos de la arquitectura de interiores del modernismo). La fachada de la Casa Milà destaca por su sinuoso aspecto y por sus originales balcones de hierro forjado con formas muy imaginativas.

Uno de los aspectos más curiosos de la Casa Milà es el hecho de que Gaudí la diseñó con un aparcamiento en su interior, una circunstancia muy novedosa por entonces, ya que apenas había automóviles en la ciudad.

Al igual que la Torre Eiffel, cuando se inició la construcción de la Casa Milà muchos barceloneses criticaron el estilo del edificio y por este motivo se ideó un apodo despectivo para referirse a él (la Pedrera en catalán significa la cantera).

La Pedrera en la actualidad

Si bien es un edificio que recibe un elevado número de visitantes, todavía sigue utilizándose para la sede de algunas oficinas o como vivienda para algunas familias residentes. La Pedrera se utiliza como sede para proyectos en los que se integran actividades artísticas de todo tipo.

El legado de Antonio Gaudí

En sus inicios como arquitecto Gaudí recibió la influencia del arte neogótico, pero en poco tiempo se convirtió en el máximo exponente del modernismo. Sin embargo, Gaudí tiene una estilo propio que se basa en la observación de la naturaleza, algo que se puede apreciar en las formas de la fachada de la Casa Milà. Su obra arquitectónica es una simbiosis perfecta entre la tradición y la innovación. Todo su trabajo está inspirado en cuatro pasiones que marcaron su vida: la arquitectura, la naturaleza, las convicciones religiosas y el amor por Cataluña.

Junto con la Sagrada Familia, el parque Guell y Casa Batlló, la Pedrera es una de sus edificaciones más singulares.

Fotos: Fotolia - Alfi / Stefan ReiB

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: enero. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/historia/casa-mila.php
 
Temas en Casa Milà
 

Ahora en Historia

Redes Sociales