Definición ABC » Historia » Campo de Concentración

+

Campo de Concentración - Definición, Concepto y Qué es

Ligado de triste forma a la historia por el uso que se ha hecho de este concepto, un campo de concentración no debería ser más que, teóricamente, un lugar en el cual se concentra, por diversos motivos, a personas o incluso cosas. Pero la triste realidad es que tal término acaba designando centros de internamiento para prisioneros, cuyas condiciones de vida son todo menos buenas.

Si bien el paradigma máximo de esta definición lo representaron los campos erigidos por toda Europa por los nazis, el término nació durante la guerra anglo-boer de 1899/1902 de manos de los ingleses en virtud de su política de tierra quemada para con los boers, encarcelando en ellos a las familias que vivían en granjas desperdigadas a lo largo del territorio y que, de esta forma, podían proporcionar apoyo logístico a las partidas guerrilleras de los suyos.

La mala fama que se ganó el término fue inmediata debido a las pésimas condiciones de salubridad de estos campos, en los que sus internos debían subsistir en precarias tiendas y a la intemperie, además de sufrir las consecuencias de una inadecuada dieta, condiciones que, unidas a los malos tratos dispensados por sus carceleros, elevaron exponencialmente la mortaldad en dichos recintos.

He hablado de civiles boers, porque lo cierto es que... si algo caracteriza a los campos de concentración es que estos son diseñados para el internamiento de civiles, más que de militares enemigos, aunque ambos pueden convivir en ellos.

Si bien han sido varios los países que han utilizado el modelo concentracionario en diversos conflictos, la “apoteosis” en su uso -si se me permite el empleo de este término, nada frívolo en este contexto- fue en la Segunda Guerra Mundial por la Alemania nazi y algunos de sus estados satélites.

Dichos campos cumplieron la misión de deshacerse de rivales políticos del régimen, personas que los nacionalsocialistas consideraban como pertenecientes a “razas inferiores”, y enemigos.

Pese a que se les llama generalmente “campo de concentración” a todos los campos nazis, se distinguen diversos tipos: de tránsito, de concentración, de trabajo, y de exterminio

Los campos de tránsito fueron aquellos en los que se concentraron a los prisioneros en espera de distribuirlos a sus destinos finales, una suerte de campos de detención transitorios donde los detenidos aguardaban a ser transportados al destino asignado.

Los campos de concentración eran homologables a las prisiones, centros de detención, pero con unas condiciones bastante peores, ya que la brutalidad por parte de los guardias y el personal de vigilancia era la norma, y los castigos y condenas, severísimos.

Los campos de trabajo buscaban la productividad de la maquinaria de guerra nazi mediante la esclavización de las personas, que eran reclutados por la fuerza para trabajar, como una condena de trabajos forzados pero con una mayor brutalidad infligida.

Finalmente, la peor clase de todas era el campo de exterminio, donde los reclusos iban a parar solo para no salir vivos de allí, siguiendo la política de “solución final” dictada por la cúpula del régimen nacionalsocialista germano y la aquiescencia de sus estados títeres.

De esta época se han hecho tristemente célebres para la historia, nombres como Auschwitz, Bełżec, Chelmno, Sobibór, Oranienburg, Treblinka o Mauthausen.

La Alemania nazi no fue la única en disponer de campos de concentración durante la conflagración, así, y después del ataque a Pearl Harbour, una parte sustancial de los ciudadanos californianos de origen nipón (una importante comunidad en el estado del Pacífico) fueron internados en campos como el de Manzanar.

Dictaduras como la franquista en España (Castuera o Miranda de Ebro) o el Estado Novo portugués (Tarrafal) también tuvieron sus campos de concentración, e incluso Francia utilizó el sistema concentracionario y brindó las peores condiciones de acogida a los republicanos españoles que huían de la derrota en 1939, en campos como el de Rivesaltes o Argelès-sur-Mer.

Pero fuera de los campos nazis, los más conocidos sin duda son los soviéticos, que formaron la red conocida como “Gulag”

El Gulag (descrito magistralmente por Aleksandr Solzhenitsyn en la obra Archipiélago Gulag) fue el sistema de campos de concentración, penitenciarios y de trabajos forzados, instaurado en la URSS a partir de los campos del viejo sistema zarista.

En general, un campo de concentración consiste en una infraestructura de viviendas precarias, malas condiciones de vida, salubridad y alimentación, malos tratos dispensados por el personal de vigilancia, y trabajos forzados o ejecuciones sumarias, utilizado como forma de castigo a un grupo de personas considerado enemigo, ya sea por motivos políticos o sociales, y que opera en regimen de transitoriedad fuera del alcance de las leyes.

Fotos: Fotolia - inacioluc / andriano_cz / joachimplehn

 
 
 
Temas en Campo de Concentración
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •