Definición ABC » Historia » Anfiteatro

+

Definición de Anfiteatro

Desde un punto de vista arquitectónico, un anfiteatro es la unión o fusión de dos teatros, de tal manera que se forma una estructura esférica, concretamente una elipse. El término anfiteatro significa precisamente en griego dos teatros, pues el prefijo amphis quiere decir dos.

Así como la civilización griega es la creadora de los teatros, la civilización romana fue la que ideó el anfiteatro, un recinto que normalmente se destinaba a todo tipo de espectáculos, como lucha de gladiadores, espectáculos circenses, enfrentamientos entre animales o simulaciones de batallas navales. En los anfiteatros romanos no se realizaban representaciones teatrales.

Estructura de un anfiteatro romano

En la parte central se encontraba la arena (el escenario), el lugar donde se realizaban las actividades para entretener al público. Rodeando la arena estaba la cavea, es decir, los graderíos (en las gradas los espectadores tenían una ocupación dependiendo de su posición social). Debajo de la arena del antiteatro había una fosa para los animales y almacenes para guardar el material de los espectáculos. Y para que el público pudiera entretenerse en buenas condiciones, se cubría el graderío con unas telas que proporcionaban sombra a los asistentes.

Pan y circo

El anfiteatro para los romanos era mucho más que un simple recinto destinado al entretenimiento. En ellos se juntaban todas las clases sociales (patricios, plebeyos y esclavos) a costa del erario público. Los mandatarios consideraban que el ocio servía como mecanismo de propaganda para mantener al pueblo entretenido. Esta idea se ha resumido en un conocida expresión: pan y circo (panem et circenses).

Los asistentes a los diversos espectáculos acudían con sus mejores galas y con pañuelos que simbolizaban a sus gladiadores favoritos, algo que nos recuerda al fútbol actual. Lo que sucedía en la arena se comentaba en la calle, en el senado y en los burdeles. Los anfiteatros representaban el inmenso poder de la civilización romana, pues en ellos era posible presenciar luchas entre gladiadores de cualquier raza o peleas de animales salvajes de cualquier lugar remoto.

El gladiador es el protagonista del anfiteatro

El espectáculo más valorado era el combate entre gladiadores, quienes podían luchar por parejas, en grupo o como verdaderos ejércitos. Normalmente los gladiadores eran prisioneros de guerra, esclavos adiestrados o condenados a muerte. Antes de salir a combatir se dirigían al emperador con una frase que ha pasado a la historia: Ave César, los que van a morir te saludan.

Fotos: Fotolia - scaliger / rh2010

 
 
 
Temas en Anfiteatro
 

Redes Sociales