Definición ABC » Historia » Acueducto de Segovia

+

Definición de Acueducto de Segovia

Los antiguos romanos fueron innovadores en diferentes ámbitos, entre ellos la construcción de obras públicas. En la península ibérica, la antigua Hispania, es una muestra de ello. Una de las edificaciones más representativas es precisamente el acueducto de Segovia.

Uno de los monumentos más conocidos de España

No se sabe con absoluta cuándo se construyó esta obra, pero se calcula que fue entre los siglos l y ll d. C. Algunos historiadores afirman que la mandó edificar el emperador Adriano y otros sostienen que fue Trajano.

En cualquier caso, tenía una finalidad muy concreta: abastecer a la ciudad de agua potable.

Las ciudades romanas debían estar abastecidas de agua y para ello se construían acueductos para que el agua llegase hasta las fuentes públicas. Así, los ciudadanos iban hasta las fuentes para obtener agua para sus hogares. El acueducto de Segovia lleva las aguas del Manantial de la Fuenfría, que se encuentra a 17 kilómetros de la ciudad.

El agua llega a Segovia desde una cisterna conocida con el nombre de El Caserón

Después es conducida por un canal hasta una torre llamada Casa de Aguas. Esta torre permite que la arena acumulada se deposite en el fondo. Seguidamente recorre 700 metros con una ligera pendiente. Luego el agua va por un canal subterráneo de unos 1200 metros hasta llegar al Alcázar.

Para su construcción los romanos emplearon andamios y ruedas de elevación de gran tamaño que eran movidos por esclavos.

Con un sistema de poleas se levantaban los sillares y para su construcción se utilizaron más de 20 bloques de piedra de granito, los cuales permanecen unidos sin ningún tipo de argamasa (los bloques de la base son de mayor tamaño y van decreciendo a medida que ascienden). El monumento tiene una altura máxima de 28 metros y tiene 162 arcos.

Algunas curiosidades

El escudo de la provincia de Segovia incluye la imagen de este monumento. Segovia y su acueducto fueron declarados por la UNESCO patrimonio de la humanidad en 1985. Es considerado una de las grandes obras hidráulicas construidas durante el Imperio Romano.

En el siglo Xl una parte del acueducto fue destruido durante la ocupación musulmana, pero en el siglo XV fue reconstruido nuevamente.

Los automóviles circularon bajo sus arcos hasta 1992 y en la actualidad la mayor amenaza que padece este monumento es la contaminación.

En cuanto al caudal de agua que puede llevar, se estima que oscila entre los 20 y 30 litros por segundo.

Otras edificaciones y monumentos romanos en España son el Teatro de Mérida, la Torre de Hércules y la Vía de la Plata.

Fotos: Fotolia - JackF / Cebreros

 
 
 
Temas en Acueducto de Segovia
 

Redes Sociales