Definición ABC » Geografía » Nivel Freático

+

Definición de Nivel Freático

En el interior de la Tierra las aguas subterráneas alcanzan un punto máximo de profundidad y dicho lugar es conocido como nivel freático. En este lugar la presión del agua es equivalente a la presión atmosférica. Así mismo, el nivel freático es la distancia concreta que hay entre el nivel del agua subterránea y la superficie.

La detección del nivel freático se realiza normalmente a través de una sonda, la cual detecta la presencia de agua en el subsuelo. Las características geológicas y climáticas de un lugar son las que determinan la profundidad del nivel freático.

Las aguas freáticas

El agua que se encuentra en los niveles freáticos es conocida como agua freática. En principio, no es una agua apta para el consumo humano, pero sí es utilizable para el riego de cultivos, para la limpieza urbana y del sistema de alcantarillado. En este sentido, algunas ciudades tienen redes de aguas freáticas del subsuelo. Se trata de un recurso hídrico alternativo que sustituye a las fuentes y manantiales tradicionales.

El nivel freático en la construcción

En un terreno donde se vaya a construir una edificación o en una obra hidráulica es imprescindible conocer el nivel freático de las aguas subterráneas. Este tipo de estudios se denominan geotecnia y los geólogos son los profesionales que se dedican a ello.

El estudio de un suelo es determinante para calcular la capacidad de resistencia del mismo. Este tipo de estudios se centran en las distintas capas o estratos de un terreno. Como es lógico, la capa o nivel freático es de vital importancia para tomar una decisión adecuada en relación con la construcción de una edificación. Así, el nivel freático siempre debe encontrarse por debajo del primer nivel de cimentación, pues de lo contrario la edificación podría dañarse con el paso del tiempo.

La información obtenida permite establecer el máximo nivel de altura de un edificio. El responsable de este tipo de análisis es un ingeniero de suelos.

La composición física y mecánica de un suelo y sus capas más profundas condicionan el tipo de cimentación que se puede construir.

Fases en el estudio de suelos

El primer paso es realizar un trabajo de campo y en esta etapa se realizan perforaciones para extraer muestras del suelo. En el siguiente apartado las muestras obtenidas se llevan a un laboratorio para analizar las diferentes capas del terreno. De acuerdo al trabajo de campo y de laboratorio ya se pueden realizar las recomendaciones necesarias para la cimentación.

Fotos: Fotolia - Pichaitun / Francesco Scatena

 
 
 
Temas en Nivel Freático