Definición ABC » Geografía » Marte

+

Definición de Marte

Por encontrarse tan cercano al planeta Tierra y por ser, además, el que más rasgos en común con él comparte, Marte, siempre ha sido el planeta más admirado e investigado por el ser humano.

El planeta más investigado e interesante después de la tierra

Marte se encuentra cuarto en orden de distancia hacia el sol, luego de Mercurio, Venus y la Tierra misma. Su nombre fue aplicado a partir del dios romano de la guerra que llevaba el mismo nombre, y esto tiene que ver con el hecho de que Marte es un planeta rojizo, seco y rocoso. Marte cuenta con dos lunas o satélites naturales: Fobos y Deimos.

Características

Marte es un planeta similar a la Tierra en términos de medidas, poseyendo un diámetro de 6794 kilómetros, con un achatamiento en los polos de 0.01 (un poco más alto que el de la Tierra). Estos números dan un planeta parecido en tamaño pero más chato en los polos, lo cual se puede observar en las imágenes que se tienen de este cuerpo celeste. Tomando como parámetro la fuerza gravitacional terrestre, podríamos decir que un elemento cualquiera pesaría en Marte solamente un tercio de lo que pesa en la Tierra, siendo entonces más liviano y menos atraído por la gravedad (menor) de este planeta.

Uno de los elementos que siempre llamó mucho la atención de los seres humanos sobre Marte fue su geología. Debido a las formas y a los caminos estriados que se encontraban en su superficie, se llegó a considerar que este planeta podía tener presencia de cuencas o cursos de agua, o que quizás estos habían existido en algún momento para extinguirse luego. De todas maneras, hoy en día no se tiene certeza sobre el tema y las investigaciones al respecto continúan. Se cree que de todos los planetas del Sistema Solar, excluyendo a la Tierra, Marte es el que muestra mayores posibilidades de albergar agua.

Además, de eso la geografía de Marte es la más conocida e investigada de todo el Sistema Solar. Es un planeta rocoso o telúrico, como también lo es la Tierra. A lo largo de la superficie marciana se encuentran diferentes formas tales como volcanes, cañones, valles y montañas. La presión atmosférica es muy baja, con vientos muy altos y fuertes, mientras que su temperatura promedio es de menos 46 grados centígrados.

La fascinación por Marte despertó teorías y el interés de la ciencia ficción

Como consecuencia de este especial interés despertado por Marte y la idea que alguna vez hubo vida allí es que normalmente los géneros de ficción lo han sindicado como el planeta que alberga vida extraterrestre, vida marciana como también se le dice, y del cual provienen estos seres peculiares.

En la literatura, en el cine y en la tevé abundan las historias de estas criaturas procedentes de otros planetas que se interesan en conocer cómo es la vida en la tierra y entonces deciden visitarnos a bordo de sus naves espaciales.

Por supuesto se trata de un tema que despierta polémica e incredulidad en muchas personas, especialmente en aquellos que no creen para nada en la existencia de extraterrestres.

Una de las historias de ficción más populares y celebradas que justamente abordan el tema del contacto con extraterrestres es la obra de H. G. Wells, La Guerra de los Mundos, y que fuera adaptada para la radio por el gran actor y director de cine norteamericano Orson Wells.

Cuando Wells representó la historia por la radio con una enorme realidad, los oyentes, creyeron ciertamente que estaban siendo invadidos por marcianos y generó una ola de pánico que debió ser controlada por las autoridades.

Dios romano que representaba la guerra

Y por otra parte, Marte, es uno de los dioses más relevantes a instancias de la mitología romana y de quien precisamente el planeta ha tomado el nombre.

Marte representaba la guerra y por caso es que la iconografía lo pinta como un guerrero, es decir, ataviado con el traje y los atributos que porta cualquier guerrero.

Todas las leyendas y mitos vinculados a Marte están asociados a la guerra.

Como sabemos, durante la edad de oro de Roma, la guerra, supo ser un acontecimiento recurrente y la forma con la cual el imperio logró hacerse dueño y señor de grandes extensiones de territorios.

Los militares romanos, por caso, antes de cada batalla, se encomendaban a Marte y le ofrecían sacrificios para salir victoriosos en sus enfrentamientos.

El llamado Campo de Marte, una zona sita en Roma, supo ser uno de los lugares emblemáticos en los que se rendía culto a este dios.

 
 
 
Temas en Marte
 

Redes Sociales