Definición ABC » Geografía » Guía Turística

+

Definición de Guía Turística

El turista puede necesitar una herramienta informativa de gran utilidad para sus desplazamientos, una guía turística. Se trata de un libro en el que es posible encontrar todo tipo de datos sobre un destino determinado. Así, el contenido de las guías turísticas incorpora información muy variada sobre museos y patrimonio cultural, restaurantes, espectáculos, horarios, trasporte, cambio de moneda, tradiciones locales, recomendaciones prácticas para el viajero y, en definitiva, todo aquello que pueda resultar útil para el turista.

En los últimos años estas guías se han adaptado a la revolución tecnológica y los viajeros utilizan aplicaciones en sus dispositivos móviles que les permiten consultar información sobre el sitio que están visitando.

Tanto en su versión en papel como en la digital, una guía turística está concebida para resolver problemas y orientar al viajero en sus necesidades de una manera fácil y práctica.

De hecho, si consultamos una guía nos vamos a encontrar apartados con títulos como los siguientes: dónde comer, cómo llegar a tal sitio, cómo ahorrar, dónde dormir, etc. Hay que tener en cuenta que normalmente el turista dispone de poco tiempo para visitar un destino y la guía se convierte en un aliado para aprovechar al máximo el tiempo disponible.

El libro de viajes, una alternativa a las clásicas guías

En una guía turística hay información objetiva, pero en un libro de viajes se cuentan unas vivencias sobre un lugar. En este sentido, muchos viajeros prefieren orientarse por una obra literaria en la que el viaje adquiere una nueva dimensión. La literatura de viajes tiene ingredientes históricos y biográficos y esto hace que el viajero-lector tenga una experiencia diferente a la del turista.

La profesión de guía turístico

En los países con tradición turística es posible formarse académicamente como guía. El profesional de esta actividad posee los conocimientos adecuados para trasmitir a los viajeros la misma información que una guía turística, pero además incorpora el factor humano. Así, el guía comenta la historia de un lugar, resuelve dudas e imprevistos y, en definitiva, aporta sus conocimientos para que el viajero tenga una experiencia más completa sobre su viaje.

Cualidades para ser un buen guía

El guía turístico debe ser un buen comunicador y, al mismo tiempo, un profundo conocedor de la historia de un lugar. Si describe un edificio tiene que saber quién lo construyó, cuándo y para qué se hizo.

Si acompaña a un grupo a un mercado local tiene que asesorar sobre qué productos se pueden adquirir y cuáles son los precios más aconsejables. Por otra parte, debe recordar todo aquello que pueda dificultar el viaje (zonas peligrosas o posibles timos a los turistas).

Fotos: Fotolia - Lorelyn Medina

 
 
 
Temas en Guía Turística
 

Redes Sociales