Definición ABC » General » Valentía

+

Definición de Valentía

Valentía es el término que se utiliza para designar a un tipo de actitud o sentimiento que puede tener una persona ante una situación de posible peligro o miedo. No es más que la fuerza que uno encuentra dentro de sí mismo para reaccionar de manera heroica o intrépida en situaciones en las cuales el miedo, el peligro, el pánico están presentes. Usualmente, la sensación de valentía se aplica a un sinfín de situaciones diversas e incluso el término se puede llegar a usar en sentido figurado o metafóricamente para hacer referencia a situaciones en las cuales no hay un real peligro pero en las que la persona sí se debe atrever a hacer algo (por ejemplo, rendir un examen).

Valentía es, para algunos, actuar con coraje y determinación, mientras otros consideran que es la ausencia de miedo, y hay quien entiende que es todo aquel comportamiento en el que el individuo siente miedo pero no se deja dominar por él y hace lo que considera necesario y justo.

En cualquier caso, al hablar de valentía estamos ante algún tipo de conducta externa. En este sentido, vale la pena recordar la tesis de Aristóteles sobre esta cualidad moral: nos hacemos valientes realizando actos de valentía.

Actos de valentía

Para que una acción sea considerada valiente es necesario que se cumpla un requisito previo: que las consecuencias del acto puedan ser negativas. Si alguien crítica abiertamente a su jefe porque hace algo incorrecto, está siendo valiente, pues es probable que su crítica tenga repercusiones negativas. En otras palabras, el acto de valentía está asociado al factor riesgo.

Por otro lado, el acto de valentía debe tener algún objetivo concreto, como solucionar un problema personal o superar una situación difícil.

En todo acto valiente hay o debería haber un cierto cálculo de probabilidades de éxito

Si yo no se nadar y me lanzó al agua para rescatar a alguien, no soy un valiente sino un osado que actúa irracionalmente, pues con mi acción no ayudaré al que está en peligro y además me acabaré ahogando yo mismo.

El acto valiente se puede explicar a partir de la teoría del término medio de Aristóteles. Así, entre la cobardía y la temeridad, se encuentra el punto de equilibrio de la valentía.

Supone una sensación o una actitud que sólo los seres humanos pueden tener ya que supone cierta racionalidad sobre situaciones en las que un animal actuaría normalmente por impulso o instinto. Así, la valentía se entiende como una fuerza de voluntad interna, también la decisión de hacer algo por el bien propio o ajeno en situaciones en las que se puede salir dañado o incluso perder la vida. Muchas veces, la valentía es la etapa en la que la persona logra lidiar con ese miedo que le genera la situación, sobreponiéndose a él y realizando diferentes acciones sin importar lo que pueda pasar.

Arquetipos de valientes

En el cine y la literatura los héroes son los arquetipos tradicionales relacionados con esta cualidad. Personajes históricos como el Cid Campeador, Juana de Arco, Gerónimo o Cuauhtémoc son ejemplos de coraje, valor e intrepidez. En la mayoría de circunstancias el valiente se convierte en un perdedor que sacrifica su vida y la historia le recuerda como auténtico héroe (por ejemplo, muchos mártires cristianos sacrificaron sus vidas por sus convicciones, pero la iglesia les recuerda como modelos de comportamiento).

No siempre la valentía hay que relacionarla con personajes históricos, pues en ocasiones las personas humildes actúan como verdaderos héroes. Un caso paradigmático es el de Rosa Parks, una modesta afroamericana de Estados Unidos que en 1955 se negó a ceder su asiento en el autobús a un hombre de raza blanca; una acción que se oponía a las leyes y por la cual fue encarcelada.

Supone un sentimiento noble, uno de los más puros del ser humano, porque implica arriesgar el bien propio por un fin específico que puede ser o no para sí mismo pero que en última instancia siempre supondría un posible riesgo. En numerosas ocasiones, la valentía significa tener que tolerar algún tipo de dolor o sufrimiento, enfrentarlo y tratar de sacar de esa situación específica los mejores resultados posibles. En este sentido, trabajos u ocupaciones en las cuales las personas rescatan a otros (hombres o animales) que están lastimados o en riesgo siempre suponen contar con valentía porque las situaciones de riesgo pueden volverse también contra uno mismo.

 
 
 
Temas en Valentía
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49162 fans
  • Twitter
    2282
  • Google
    407
  •