» Travestismo

Definición de Travestismo

Existen múltiples formas de vivir la sexualidad y la propia identidad sexual. Las personas que no asumen su identidad sexual (masculina o femenina) y se sienten del sexo contrario tienen la opción de vivir de acuerdo a los esquemas del sexo que querrían ser. Una de las formas de entender la identidad sexual es el travestismo. El travestismo, denominado en ocasiones transformismo, es la inclinación por convertirse en mujer u hombre usando la vestimenta, el maquillaje y otros complementos para que la transformación física resulte exitosa.

La palabra travesti proviene del italiano y originariamente se refería a la persona que se vestía con ropas del sexo contrario. Sin embargo, el travestismo va más allá de un simple cambio de imagen.

Diferencia entre travestismo y transformismo

Si bien ambos términos han sido utilizados como sinónimos, en realidad son planteamientos diferentes. El transformismo tiene un componente teatral, ya que se trata normalmente de la creación de un personaje (normalmente femenino pero a veces masculino) con el fin de mostrar al público un cambio radical en los roles sexuales convencionales. El transformista se disfraza de lo que no es y de esta manera presenta un espectáculo basado en su cambio de imagen. En cambio, el travesti no pretende representar un papel sino que en realidad quiere sentirse diferente con respecto a su imagen o a su identidad sexual.

Distintas maneras de entender el travestismo

El travestismo no se puede explicar con una simple definición. De hecho, hay varias formas de entenderlo. Hay hombres travestis que viven como mujeres pero no renuncian a su masculinidad. Otra variante es la transexualidad, que consiste en que un hombre o una mujer cambia su sexo a través de un tratamiento médico. Por otro lado, hay travestis homosexuales, heterosexuales o bisexuales. Existen igualmente los Drag Queen. Como se puede apreciar, la cuestión del travestismo depende de cada individuo y cómo siente su vivencia como travesti.

Algunos estudios apuntan a que el travestismo tiene un ingrediente fetichista y, por lo tanto, no es una cuestión de identidad sexual sino que se trata de una parafilia.

Independientemente de cuál sea el planteamiento del travestismo, esta manifestación de la sexualidad es una forma de expresar la personalidad del individuo.

Una de las primeras referencias históricas la encontramos en el mito griego de Ifis

Un matrimonio humilde formado por Ligdo y Teletusa estaban esperando el nacimiento de su hijo. El marido le dijo a la mujer que si nacía una niña tenían que deshacerse de ella, pues no podían mantenerla. Al oir la propuesta Teletusa se entristeció pero no se atrevió a oponerse a su marido porque de alguna manera le comprendía, ya que solamente un varón resultaría provechoso.

Antes de la llegada del hijo, Teletusa tuvo un sueño en el cual se le apareció la diosa Ío, quien le dijo que no debía preocuparse por la criatura que llevaba en su interior, pues la diosa velaría por él. Finalmente parió a una preciosa niña pero le dijo a todos que era un varón y le pusieron por nombre Ifis, un nombre que servía para ambos géneros.

Ifis creció como un hombre y cuando llegó a la edad adulta su padre decidió que tenía que casarse con una bella joven, Jante. Tanto Ifis como Jante se sentían atraídos mutuamente. Sin embargo, al llegar el día de la boda Ifis lloró con amargura, ya que nunca podría poseer a su mujer. Su desesperación la condujo al templo de la diosa Ío para pedirle su ayuda. La diosa accedió a su petición e hizo que Jante se convirtiera en un atractivo hombre y así fue posible que Ifis pudiera poseer a su amada Jante, solo que en forma de hombre.

Fotos: Fotolia - atekram / llewellynchin

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: agosto. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/general/travestismo.php
 
Temas en Travestismo