Definición ABC » General » Tormenta

+

Definición de Tormenta

La palabra tormenta admite varios usos, aunque, sin lugar a dudas, el más extendido es aquel que se da a instancias de la meteorología y que nos dice que la tormenta es un fenómeno sumamente regular que se produce en la atmósfera de nuestra planeta cuando sucede una presencia conjunta y próxima de dos o más masas de aire que presentan diferentes valores de temperaturas, y que como resultado, son plausibles de originar un fuerte trueno acompañado de lluvias fuertes.

Fenómeno climático que se caracteriza por fuerte caída de precipitaciones, rayos, truenos y vientos

Entonces, tal escenario, lleva a una situación climática de suma inestabilidad en la cual seguramente aparecerán, acompañando, relámpagos, fuertes vientos y eventualmente granizo.

La tormenta es uno de los fenómenos climáticos más temidos por las personas justamente porque se suele presentar con suma violencia y no como una simple precipitación.

Destrozos, inundaciones y muertes

En las tormentas es corriente que haya una caída abundante de agua y que además se acompañe de fuertes vientos que obviamente hacen aún más complejo el escenario climático, porque pueden producirse destrozos materiales, víctimas fatales e inundaciones.

Cabe destacar, que si bien es una la célula de tormenta que dispone de una longitud horizontal de alrededor de diez kilómetros cuadrados, en la mayoría de los casos suelen desarrollarse varias células que provocan fortísimas lluvias durante un período de tiempo prolongado.

Asimismo, algunas tormentas contienen lo que se llama vórtices de aire, que no es otra cosa que viento girando sobre su centro, similar a lo que sucede con los huracanes; este tipo de tormentas resultan ser tan intensas que es probable que desarrollen tornados y hasta trombas marinas. Lo más común es localizarlas en regiones cerradas en las cuales no es sencillo que el viento se escape.

Clases de tormentas

En tanto, existen diversos tipos de tormentas, entre ellas: tormenta eléctrica (en este tipo abundan los rayos y los truenos), tormenta tropical (se denomina así porque es característica de zonas tropicales y se caracteriza por una circulación cerrada de vientos alrededor de un centro que ostenta bajísima presión y desencadena fuertes lluvias y fuertes vientos), tormenta de hielo (la lluvia cae desde las nubes en forma de nieve), tormenta de polvo (es un fenómenos climático característico del desierto y en el cual se levanta una impresionante cantidad de arena que imposibilita la visión), tormenta ígnea (se trata de un movimiento con forma de masa de aire y que es resultado directo del fuego).

Conocer los fenómenos climáticos en sus formatos, intensidades y frecuencias, entre otros, durante el año, es de una enorme importancia para las personas desde tiempos inmemoriales, ya que muchas actividades cotidianas y laborales están vinculadas al tiempo, en tanto, si es malo pueden complicarse o suspenderse, y si es bueno pueden aumentar el disfrute de esa acción en cuestión.

Fenómeno temido y anticipado hoy gracias a la tecnología

Ahora bien, dentro del universo de fenómenos, la tormenta, es uno de los más temidos por las personas, y por caso, cuando en las noticias los meteorólogos la anuncian la gente suele tomar ciertos recaudos.

Por ejemplo, a instancias de las actividades agrícolas ganaderas, las tormentas pueden causar tremendas pérdidas en materia de cosechas y de muerte de animales, si es que la misma trajo consigo inundaciones.

Lamentablemente, el cambio climático que padece hoy nuestro planeta hace que las tormentas sean cada vez más intensas y provoquen grandes daños materiales en la infraestructura de las ciudades y en los campos.

Sin dudas, ha sido el desarrollo de la tecnología alrededor de la meteorología lo que ha posibilitado que las personas podamos cuidarnos nosotros y a nuestros bienes materiales de las inclemencias y destrozos que puede provocar una fuerte tormenta.

Los radares que ofrecen imágenes satelitales de gran precisión nos permiten saber cuándo llegará la tormenta, la hora, y también los lugares por los que irá atravesando, una bondad tecnológica que por supuesto contamos y está de nuestro lado en la sociedad de hoy.

Desgracia

Por otra parte, en el lenguaje cotidiano, también nos encontramos con otras referencias extendidas del término tormenta, permitiendo, por un lado, referir un infortunio, una desgracia, o desastre determinado que causa severas consecuencias en alguien o algo, en especial porque no se lo esperaba. “El cierre de la fábrica significó una tormenta en la vida laboral de mi padre, de la cual nunca pudo recuperarse”.

Animo o pasión fuerte

Y por otra parte puede implicar una demostración crispada, ya sea del estado de ánimo o de una pasión por parte de alguien. “Mi marido era una tormenta de insultos contra el árbitro cuando éste convalidó el gol del contrario”.

 
 
 
Temas en Tormenta
 

Redes Sociales