Definición de Toma de Decisiones

1. Análisis minucioso, reflexivo y/o comparativo de una o varias opciones que uno tiene enfrente a sí mismo. Ejemplo a) una vez terminado el periodo educativo secundario, optar entre ir a la universidad, buscar un trabajo o ambos; b) seleccionar un nuevo proveedor para realizar la logística de los productos como parte del proceso de comercialización.

2. Iniciativa particular o conjunta para avanzar en una determinada cuestión. Por ejemplo: a) la dirección incorpora nuevas máquinas que permitirán optimizar los tiempos de producción; b) hacer un gran viaje internacional en familia.

3. Grupo o consejo de un organismo público o privado que decide de acuerdo al poder representado por el voto individual de los miembros.

Etimología: Tomar, de raíz indefinida. + Decisión, por los modos del latín decisio, decisioōnis.

Cat. gramatical: Sustantivo fem.
En sílabas: to-ma + de + de-ci-sio-nes.

Toma de Decisiones

Gemma Alvarado | Dic. 2022
Lic. en Psicología. Mtra. en Humanidades

La toma de decisiones es parte de nuestra vida diaria, capaz de tener implicancias sobre uno mismo y/u otras personas. Todos los días ejercemos una elección de una múltiple gama de opciones, tanto que ya no nos percatamos de que lo estamos haciendo en los asuntos más mundanos, como el desayuno, ir caminando o en bus a la escuela o trabajo, dormir 5 minutos más o despertar 15 minutos antes. Sin embargo, conforme el día avanza y de acuerdo con nuestras ocupaciones, experiencias, necesidades, las decisiones se van complejizando al punto que desafían tanto nuestra situación y comodidad que implican una reflexión más profunda para elegir una u otra opción.

Proceso de toma de decisiones

Sin importar el tipo de decisión, su complejidad o sus consecuencias, todas las decisiones tienen un proceso a realizarse que permite en el mejor de los casos decidir en términos de un propio bienestar. Diversos autores como Canós et. Al. plantean diversas fases o pasos a seguir en la toma de decisiones. Pese a que son clasificadas con diversos nombres, dichos pasos engloban en todo caso la misma idea y se mencionan a continuación:

1. Identificar la situación desafiante: El primer paso es identificar cuál es la decisión para tomar partiendo de lo que podríamos denominar un problema o una situación que plantea un dilema y una decisión a tomar.

2. Revisar la información disponible: ante cualquier decisión siempre es necesario tener presente todo lo necesario en cuanto a información para optar por el camino más acorde a las necesidades de una persona.

3. Analizar las alternativas posibles: Una decisión no necesariamente tiene dos alternativas de elección. Por tanto, este paso es muy importante, pues al reunir información y analizar detenidamente es posible hallar otras alternativas de decisión que pueden resultar más útiles que alternativas que se presentan al principio. Además, es importante también analizar las consecuencias posibles que vendrían después de una u otra decisión. Tener presente cuáles son las consecuencias no sólo ayuda a tener un panorama claro al decidir, sino a anticiparse a situaciones futuras que pueden resultar retadoras.

4. Elegir una alternativa y tomar la decisión: una vez que se cuenta con el previo trabajo de análisis llega el paso más importante. Es preciso entender que en este paso no se trata de tomar simplemente la decisión. Es necesario tener en mente una visión estratégica de las circunstancias, la información y las alternativas disponibles. Se debe asegurar de que no sólo se tome la mejor decisión acorde a las necesidades actuales, sino también anticiparse a necesidades futuras. Es por eso por lo que este paso es fundamental cuando hay una visión estratégica, pues así se toma mejor partido en lo que se está decidiendo.

5. Evaluación final: una vez tomada la decisión y sobre todo al haber emprendido acciones precisas con respecto a la misma, este último paso es fundamental. La evaluación permite hacer una revisión sobre la decisión tomada, y ya con una visión retrospectiva, nos da la posibilidad de analizar sobre nuestra visión estratégica y la funcionalidad de nuestras decisiones. Es gracias a este paso que con el paso de los años aprendemos a calibrar decisiones y su posible impacto, pues nos basamos en experiencias pasadas y sus consecuencias.

Mitos sobre la toma de decisiones

Es importante aclarar algunos puntos que se han dado por hecho en años recientes con respecto a la toma de decisiones que es necesario desmentir:

I. Las decisiones pueden ser racionales o emocionales. Si bien es correcto que una decisión se puede basar en un impulso emocional o en un análisis racional, no quiere decir que sean excluyentes. Al hacer un análisis estratégico no se deja fuera al elemento emocional de las emociones. Cuanto más se intente tomar decisiones pensando que deben ser enteramente racionales, es que se toman decisiones que son parciales porque no consideran otros elementos o factores.

II. La toma de decisiones es un tema muy empleado únicamente en asuntos empresariales. Si bien hay mucha producción académica desde el área de recursos humanos sobre el concepto que han ayudado a documentar mejor sobre este proceso, se trata de un tema que puede ser aplicado en cualquier ámbito y por cualquier persona. No sólo los puestos ejecutivos de grandes empresas emplean estas herramientas. Las personas en general deberíamos aprender a tomar decisiones de manera correcta y en realidad es un proceso que realizamos todo el tiempo por lo cual podemos perfeccionar el proceso mediante el cual tomamos decisiones.

 
 
 
 
Por: Gemma Alvarado. Licenciada en Psicología. Maestra en Humanidades por la Universidad Autónoma del Estado de México.
Art. actualizado: Dic. 2022; sobre el original de julio, 2014.
X

Alvarado, G. (Dic. 2022). Definición de Toma de Decisiones. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/general/toma-de-decisiones.php
 

Referencias

Canós, L., Pons, C., Valero, M., Maheut, J.P. (s.f.) Toma de decisiones en la empresa: proceso y clasificación. Universitat Politécnica de Valéncia.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z