Definición ABC » General » Temperatura corporal

+

Definición de Temperatura corporal

La temperatura corporal es el grado de calor del cuerpo. Los seres humanos contamos con mecanismos que nos permiten mantener nuestra temperatura dentro de límites estrechos a pesar de que existan grandes fluctuaciones de la misma en el entorno. Esta propiedad de los mamíferos, que compartimos con las aves, hace que seamos animales homeotermos.

En condiciones normales, la temperatura de los humanos de ubica entre 36,5 y 37,4 °C. Existen variaciones a lo largo del día, estas hacen que la temperatura se eleve por la tarde y que caiga a su punto más bajo entre las 2 y 4 de la mañana.

La temperatura corporal es regulada por el hipotálamo

El cerebro cuenta con una serie de estructuras que le permiten obtener información sobre la temperatura del cuerpo y la del exterior. En su interior se encuentra un núcleo conocido como hipotálamo que es el centro regulador de la temperatura, este es capaz de determinar la temperatura del cuerpo mediante el calor que se obtiene del flujo de la sangre que circula por las arterias cerebrales, igualmente recibe señales del exterior gracias a terminaciones nerviosas que llegan desde los receptores, una especie de sensores ubicados en la piel.

Gracias a un complejo proceso, el hipotálamo es capaz de activar sistemas que permiten mantener el calor o disiparlo, con lo que se logra regular la temperatura del cuerpo.

Cuando la temperatura se eleva, ocurren cambios en el diámetro de los vasos sanguíneos y el flujo de sangre a través de la piel que activan procesos como la sudoración, lo que permite perder calor y bajar la temperatura corporal.

Por el contrario, si la temperatura disminuye se ponen en marcha mecanismos contrarios, se contraen los vasos sanguíneos para desviar el flujo de sangre desde la piel a los órganos internos, esto se acompaña de temblor como mecanismo de contracción muscular para producir calor así como la erección de los vellos que tiene por objeto aislar al organismo del medio. Estos cambios permiten mantener la temperatura.

Aclimatación de la temperatura corporal

Al someter al organismo a variaciones en la temperatura del entorno inicialmente se activan los mecanismos de regulación lo que puede producir molestias, en especial si el ambiente es caluroso. Se producen respuesta como la dilatación de los vasos sanguíneos para perder calor, que puede ocasionar síntomas como dolor de cabeza, pesadez, enrojecimiento y taquicardia.

Si la exposición al calor se mantiene ocurre el fenómeno de aclimatación, con el que los mecanismos de pérdida de calor se hagan cada vez menos notorios, lo que hace que el individuo se sienta más cómodo en una temperatura no habitual con el paso de los días.

La fiebre es el principal trastorno de la temperatura corporal

Es posible que el hipotálamo se vea afectado ocurriendo un “desajuste” del termostato interno, esto ocurre en el transcurso de algunas infecciones, así como ante el uso de medicamentos y algunos trastornos internos, originando la fiebre.

En estos casos el cuerpo cuenta con sus mecanismos de ajuste de temperatura que funcionan normalmente, sin embargo, el hipotálamo toma como temperatura normal una más elevada y se llevan a cabo los ajustes para mantenerla.

 
 
 
Temas en Temperatura corporal
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •