Definición ABC » General » Sonrisa

+

Definición de Sonrisa

SonrisaLa sonrisa es uno de los signos de lenguaje corporal más significativos porque transmite alegría y vitalidad. Una sonrisa muestra la amabilidad en el rostro de quien la ofrece y también, su generosidad. No somos del todo consciente de cómo podemos ofrecer un motivo de alegría a aquellos que nos rodean a través de un rostro sonriente que se convierte en el mejor modo de fomentar las relaciones personales. Por cuestión de edad, los bebés son sonrientes de un modo más general que las personas mayores. Los bebés son risueños.

La sonrisa es la manifestación gestual más característica de la alegría, el placer, la felicidad o la diversión que una persona experimenta como consecuencia de un evento o situación agradable. Consiste en el gesto de curvar la boca, flexionando los 17 músculos que se encuentran alrededor de ésta y también de los ojos.

La sonrisa es un gesto que nace con los individuos, es decir, es inherente a su naturaleza y no es que se lo aprende, dado que los bebés sonríen antes de aprender lo que es la sonrisa. Una persona sonriente es aquella que sonríe. En la mayoría de las ocasiones en las que se produce este gesto externo de felicidad es porque ha habido una causa concreta de bienestar. De hecho, cuando estamos enfadados con una persona nos cuesta sonreír al verle, por el contrario, cuando nos reconciliamos y hacemos las paces, nos sentimos mejor.

Lenguaje de ilusión

Sin embargo, conviene puntualizar que, desde el punto de vista psicológico, también podemos utilizar la sonrisa como una forma de elevar el ánimo cuando no nos sentimos bien. Por ejemplo, puedes realizar el ejercicio de mirarte en el espejo y sonreír. Intenta mantener tu sonrisa durante unos segundos y poco a poco, notarás una agradable sensación de alivio (existe una inlfuencia directa entre lenguaje corporal y el lenguaje de las emociones).

Palabras del alma

A veces, una sonrisa muestra un tesoro que es muy importante siempre, pero todavía más, en según qué tipo de circunstancias. Por ejemplo, cuando una persona está enferma, la sonrisa de un ser querido se convierte en una medicina del alma, en un refuerzo de cariño y de compañía. Del mismo modo, aquellos voluntarios que dedican parte de su tiempo a colaborar con entidades sociales, por ejemplo, visitar a aquellos ancianos que viven solos, ofrecen esperanza e ilusión a través de ese lenguaje de la sonrisa que todos comprendemos.

Algunas personas son más risueñas que otras por su propio modo de ser y su carácter. Sin embargo, conviene puntualizar que podemos educar nuestro carácter a través del pensamiento positivo y el sentido del humor. De hecho, hoy en día, se imparten muchos talleres de risoterapia en los que los alumnos se sienten mucho más risueños que en el contexto laboral.

Ahora bien, cabe destacarse también, aunque en menor medida, la sonrisa puede ser la manifestación involuntaria de un estado de ansiedad o de otras emociones negativas tales como la ira, el enojo, entre otras.

Expresiones visibles en la persona

Cuando la sonrisa se hace manifiesta como consecuencia de la experimentación de una alegría, de placer, entre otras cuestiones positivas, la misma de inmediato cambiará la expresión de nuestro rostro y hará que nuestro cerebro comience a producir endorfinas, que es una sustancia que produce nuestro encéfalo y que tiende a reducir los dolores físicos y emocionales y revisten al cuerpo y a la mente de la persona que las segrega de una sensación de gran bienestar.

Mayormente, la sonrisa es contagiosa por lo cual alguien que está triste o enojado, al ver a otro sonreír, de inmediato tenderá a cambiar su ceño fruncido y brindará también una sonrisa.

De acuerdo a diversos estudios que abordaron el tema de la sonrisa nos podremos encontrar con varios tipos tales como: sonrisa de Duchenne (llamada así en honor al médico Guillaume-Benjamin Duchenne, quien investigó arduamente los movimientos de los músuculos cercanos a la boca. Es el tipo de sonrisa más real ya que se considera que es el resultado de una respuesta involuntaria a una emoción verdadera que se experimenta), sonrisa profesional (es la sonrisa de la cordialidad, es decir, es aquella que aparece cuando queremos mostrar cortesía a otro) y sonrisa sardónica (se hace presente como consecuencia del padecimiento de la enfermedad de tétanos, que se trata de una bacteria que justamente provoca fuertes contracciones en los músculos, y en el caso de la boca el enfermo muestra sus dientes como si sonríe).

 
 
 
Temas en Sonrisa
 

Redes Sociales