Definición ABC » General » Soliloquio

+

Definición de Soliloquio

SoliloquioLa comunicación forma parte de la naturaleza humana. A lo largo del día mantenemos distintos tipos de interacción que además, pueden producirse a través de distintos medios, por ejemplo, el teléfono, el chat o el cara a cara. Sin embargo, la comunicación está tan arraigada en nuestro ser que no solo podemos hablar con otra persona sino que también podemos reflexionar en voz alta para clarificar ideas. Hablar con nosotros mismos a modo de monólogo. Esto es lo que ocurre cuando expresas algunas reflexiones en voz alta cuando estás solo en casa.

Pese a que en la vida real no es frecuente que una persona mantenga este tipo de conversaciones en voz alta, sí que estamos más habituados a disfrutar de soliloquios en teatro como muestra el ejemplo de aquellas obras en las que únicamente hay un personaje que lleva todo el peso de la trama.

Monólogo en voz alta

Este tipo de obra de teatro tiene una gran intensidad emocional ya que el personaje que relata este monólogo enumera pensamientos, sentimientos y vivencias que calan en la mente del espectador creándose una magia muy intensa en la sala del teatro.

Muchas obras de teatro han sido adaptadas a partir de una obra literaria. La actriz Lola Herrera interpretó en el teatro la obra Cinco Horas con Mario, escrita por Miguel Delibes. Dado que se trata de un discurso expresado en voz alta a modo de monólogo, ningún soliloquio trata sobre un tema superficial sino que cala en la profundidad de la propia vida a través de vivencias del pasado, recuerdos que dejaron huella, miedos de futuro, injusticias que duelen, amores no superados...

Aquella persona que inicia un soliloquio no busca la respuesta del interlocutor, no apela a un tú. Incluso en el caso de hacer un tipo de exposición de esta naturaleza delante de otra persona, lo único que busca el emisor es sentirse escuchado.

Un diálogo interior

Conviene puntualizar que no solo podemos mantener este tipo de exposición en voz alta sino que también podemos mantener un discurso interno, un diálogo interior en el que quedamos sumergidos en nuestros propios pensamientos. Existen momentos de la vida en los que existe una mayor tendencia a mantener soliloquios.

Por ejemplo, en el duelo tras haber perdido a un ser querido, estas conversaciones internas son una forma de recuerdo que ayudan a poner palabras a los sentimientos presentes. También ocurre que, en medio de la intensidad dramática de un desamor, el soliloquio puede convertirse en una forma de terapia a modo de desahogo.

Un soliloquio también puede ser síntoma de soledad de quien pasa muchas horas en casa y tiene pocas relaciones personales.

Imagen: iStock - MatiasEnElMundo / a-wrangler

 
 
 
Temas en Soliloquio
 

Redes Sociales