Definición ABC » General » Soborno

+

Definición de Soborno

Dádiva que se le entrega a alguien a cambio de recibir un beneficio

Un soborno es la dádiva con la cual se soborna a alguien y también refiere a la acción y al resultado de sobornar. Es la corrupción que se realiza sobre un individuo, ya sea a través de la entrega de una suma de dinero, de un regalo, o de la realización de un favor para luego obtener de esa persona algo que se necesita o aprecia.

Al soborno también se lo llama cohecho y en el lenguaje más popular y corriente coima. El mismo se trata de en un delito que se encuentra tipificado como tal en las legislaciones de todo el mundo. El soborno es aún más escandaloso cuando sea un funcionario público o un empresario reconocido los que exigen o aceptan una dádiva para concretar u omitir alguna acción a instancias de sus labores y cargos. Por ejemplo, si recibe dinero por aprobar una licitación para una empresa “amiga”, o en su defecto utiliza su autoridad para desestimar alguna causa judicial o denuncia contra alguien, a cambio de ello recibe un soborno, que como señalamos puede ser de diversa índole, aunque, normalmente se trata de sumas de dinero millonarias.

Tipos de soborno

El cohecho o soborno puede adoptar diversas formas, entre ellas, cohecho simple (un funcionario acepta recibir una suma de dinero para autorizar o cumplir con un acto), cohecho calificado (cuando la misión de la entrega de una dádiva a un funcionario tiene el objetivo de obstaculizar alguna acción) y cohecho pasivo (aquella persona que ofrece, o en su defecto, acepta la dádiva, incurrirá en el delito de cohecho pasivo).

Ejemplos y casos

Entonces dos ejemplos típicos de soborno serán: el empresario que le paga una dádiva al funcionario público de turno para que lo ayude a ganar una licitación de interés para su empresa, el dueño de una empresa que le paga a un inspector para que una investigación en su contra no arroje resultados positivos.

En los años 2000, en la Argentina, hubo un caso que escandalizó a la opinión pública y a la dirigencia política proba cuando se conoció el caso bautizado como coimas en el senado y que consistió en la recepción de coimas por parte de algunos legisladores para aprobar una cuestionada ley de flexibilización laboral. Tal escándalo golpeó duro a la reciente administración del presidente Fernando De la Rúa, quien más tarde pagaría altos costos políticos por ella.

En el estado, en el ámbito privado, en el deporte…

Aunque la coima o soborno no únicamente se encuentra enquistada en el contexto del estado, también en el ámbito privado son muy comunes los sobornos, el vendedor que le paga una suma de dinero al encargado de compras de una empresa para que este compre el producto o servicio que le vende con el objetivo que este elija su propuesta por sobre la de la competencia.

Y si seguimos abordando otras áreas o contextos también nos encontraremos con casos de soborno, es decir, no es materia solamente de la política y del empresariado. En el ámbito académico se han dado casos de sobornos, cuando el alumno le paga una suma de dinero o le ofrece algo preciado a su profesor para que le aprueba la materia o la cursada de la carrera.

En el ambiente deportivo también es sumamente común y corriente escuchar hablar de sobornos. Jugadores que cobran dinero para como se dice popularmente “ir para atrás” en un partido, o sea, dejar ganar al adversario.
En el tenis, sin ir más lejos, por estos días se está hablando muchísimo de jugadores de primera línea que habrían dejado de ganar para favorecer al millonario mundo de las apuestas. Obviamente, que ello lo habrán hecho por algo a cambio.

La cadena inglesa BBC publicó recientemente una investigación sobre el tema que sacudió al mundo del tenis y en la que asegura están involucrados en la maniobra los jugadores más relevantes del circuito.
La organización mundial que está dedicada a velar por la ética en el tenis está investigando si es cierto lo que sostiene la denuncia realizada por la BBC, que muchos tenistas perdieron partidos adrede para así favorecer el negocio de las apuestas, tan popular e interesante por estos tiempos, y que sin dudas ha calado hondo en muchos deportes, en el fútbol también lo ha hecho, cada mundial es una prueba de ello.

Además de constituir muchas veces un delito, como mencionamos más arriba, un soborno resulta ser una falta de ética que como tal debería ser evitada, ya que el hecho de hacerlo nos hace mejores personas moralmente.

En tanto, la corrupción puede llevarse a cabo con dinero como mayormente comentamos, aunque el objeto puede ser cualquier cosa que incite o mueva a alguien. En el caso de una persona enamorada, seguramente, los besos de su amado/a serán el soborno para lograr un perdón.

 
 
 
Temas en Soborno
 

Redes Sociales