Definición ABC » General » Seguridad Psicológica

+

Definición de Seguridad Psicológica

La búsqueda de la felicidad es una constante en el ser humano. Y la felicidad se da la mano con el anhelo de seguridad. En el corazón del ser humano, existe una visión de la vida que no se da la mano con la realidad de las cosas.

Ese final feliz definitivo y estable que da cierre a tantas películas es el ideal del propio vivir en el inconsciente colectivo. Es decir, soñamos con que no haya nada que nos altere a nivel interno, no queremos experimentar ningún tipo de turbación psicológica.

Búsqueda de la felicidad estable

Anhelamos vivir en un estado de paz permanente, sin embargo, cuando entendemos la seguridad psicológica de este modo nos frustramos de antemano porque aspiramos a una meta que es totalmente irrealizable. Es decir, vivir significa dinamismo. Cambios de humor.

Emociones positivas pero también, desagradables. Etapas de buena suerte y otras de menor fortuna. Inviernos y veranos. Conflictos y soluciones.

Por tanto, la seguridad psicológica debe ir más en la mano de la aceptación de la esencia de la propia vida para a partir de allí buscar una seguridad emocional realista. Es decir, nadie puede saber qué pasará exactamente dentro de un año.

Sin embargo, lo que sí es realista es que te concentres en adoptar un estilo de vida positivo centrado en ocuparte de aquellos aspectos que sí dependen de ti. Por ejemplo, cuidarte. Cultivar las relaciones de amistad.

Cómo cuidar tu higiene mental

Luchar por objetivos realistas. De este modo, te acercas a ese camino de la estabilidad en el que tú creas tu propia alegría por medio de la coherencia entre pensamientos, palabras y acciones.

El mejor modo de tener seguridad psicológica es alimentar la autoestima puesto que todo tu universo personal gira en armonía en torno a ti cuando tú estás bien contigo, es decir, cuando te sientes bien en tu piel.

Por el contrario, cuando tenemos débil el amor propio, sentimos que cualquier crítica externa nos hunde.

En esencia, en el camino de la vida, todo es incierto puesto que todo cambia y nada permanece. Sin embargo, existe algo que no varía: tu propia identidad. Aquella que está en la base de esa mismidad que te define desde el nacimiento hasta la muerte.

Y en este núcleo esencial reside el eje de tu propia alegría vital. Con esta seguridad interior puedes hacer frente a los cambios externos con mayor fuerza mental.

Foto: Fotolia - focusandblur

 
 
 
Temas en Seguridad Psicológica
 

Redes Sociales