Definición ABC » General » Salvia Hispánica (Chia)

+

Definición de Salvia Hispánica (Chia)

La salvia hispánica o chia es una planta con diferentes denominaciones según su procedencia geográfica. En cualquier caso, es una planta herbácea de la familia Lamiaceae, es conocida en todo el planeta, pero se cultiva principalmente en América del sur.

Es una planta anual, mide aproximadamente un metro de altura y sus flores aparecen en los meses de verano. Su semilla es similar a la del café y tiene forma ovalada. Se cultiva en áreas montañosas desde hace miles de años y se adapta bien a suelos que no son demasiados húmedos y con buen drenaje.

Una planta muy valorada en el sector de la naturopatía

Si bien hay especies diversas y con propiedades singulares, todas ellas tienen propiedades medicinales. Su consumo ayuda al tratamiento de enfermedades cardiovasculares y también sirve como complemento alimenticio para bajar de peso o para reducir los niveles de colesterol en sangre.

En México sus semillas se emplean para producir mucílago, un líquido gelatinoso que se consume como bebida refrescante. Los antiguos aztecas empleaban la chia como remedio natural para combatir todo tipo de dolencias: problemas de memoria, alergias, dolores, depresión o digestiones pesadas.

Por otra parte, también se empleaba esta planta para honrar a los dioses y su aceite se utilizaba para dar brillo a las piezas de cerámica.

La salvia hispánica no tiene ningún componente tóxico y no se conocen posibles efectos secundarios. En algunos países de Centroamérica es muy popular el agua fresca de chia mezclada con limón y azúcar.

México, especialmente el estado de Jalisco, es el mayor productor de salvia hispánica. Sus semillas se venden en todo el mundo y en los últimos años se han convertido en un ingrediente muy apreciado para los aficionados a la medicina natural y a la alimentación orgánica.

Un interesante complemento nutritivo

Desde el punto de la vista de la nutrición, la salvia hispánica tiene propiedades muy destacables: es rica en ácidos grasos de tipo omega-tres, tiene altos niveles de fibra y un elevado contenido en proteínas. Los expertos en nutrición aconsejan su consumo en forma de semillas, pero en una cantidad que no supere los 20 gramos.

Se recomienda su consumo para conseguir más energía, controlar el apetito, mejorar el sistema inmunológico y mejorar la actividad cerebral.

Formas de consumo

Se puede tomar en forma de gel dejando las semillas en agua hervida durante media hora. Es posible mezclar la chia con productos diversos, como jugos, yogurt o leche. También se utiliza como complemento en las ensaladas, salsas o cremas de verduras.

También, se puede ingerir entera, triturando la semilla, o bien en forma de aceite. Si se extrae el aceite se usa como harina para preparar algunos alimentos.

Foto: Fotolia - Arinahabich

 
 
 
Temas en Salvia Hispánica (Chia)
 

Redes Sociales