General » Sagacidad

Definición de Sagacidad

SagacidadLa sagacidad es una cualidad de tipo intelectual. Consiste en la puesta marcha de una reflexión con el fin de solucionar un asunto o esclarecer un problema. La persona que tiene esta capacidad es alguien sagaz. En nuestro idioma sagaz es sinónimo de agudo, reflexivo, perspicaz, inteligente o astuto.
La persona que se caracteriza por su sagacidad es normalmente observadora y analítica y es capaz de relacionar aspectos diversos con alguna relación entre ellos.

El tipo de razonamiento que se manifiesta en la persona sagaz suele combinar una serie de elementos (datos y pruebas) con el propósito de alcanzar una conclusión definitiva. En este sentido, se podría decir que el individuo sagaz es capaz de componer un puzzle desordenado en algo definido y acabado.

Sobre las bases de los métodos inductivo o deductivo

La sagacidad es un proceso del razonamiento, el cual debe fundamentarse en algún método. Básicamente es posible establecer dos métodos: el inductivo o el deductivo. El primero se fundamenta en la acumulación objetiva de información, su clasificación y en su fase final se propone una teoría que explica la regularidad de aquello que se analiza (en otras palabras, la inducción parte de lo particular para llegar a conclusiones generales).

El método deductivo parte de una hipótesis que pretende explicar unos hechos y posteriormente se deducen una serie de consecuencias que son finalmente contrastados con los datos u observaciones concretas. No sería posible considerar la sagacidad sin algún método racional vinculado a ella. No obstante, también es necesario que el componente racional se acompañe de una cierta intuición, así como una dosis de experiencia.

Un ejemplo clásico de sagacidad

Sagacidad2En la historia de la literatura y más concretamente en el género de la novela hay un tipo de personaje cuya principal característica es la sagacidad, el detective, que es el protagonista central de un subgénero, la ficción detectivesca (es considerado un subgénero de la novela negra). Hay algunos célebres ejemplos de grandes investigadores en la ficción (Sherlock Holmes, Hércules Poirot, Auguste Dupin o Philip Marlowe). Estos personajes se encuentran normalmente ante un reto: solucionar un crimen misterioso.

El planteamiento de la trama parte de un crimen que se presenta como un enigma a modo de rompecabezas. La sagacidad del detective hace que el misterio se vaya esclareciendo lentamente. Para conseguirlo, va atando cabos, observa detalles insignificantes y, todo ello, según una metodología deductiva o inductiva y algunos aspectos no estrictamente racionales (el investigador tiene un olfato espacial y sabe interpretar algunas señales que habitualmente pasan desapercibidas).

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: abril. 2015 | URL: https://www.definicionabc.com/general/sagacidad.php
 
Temas en Sagacidad
 

Redes Sociales