Definición ABC » General » Robar

+

Qué es Robar

La palabra robar presenta un uso extendido en nuestro idioma y entonces la empleamos con frecuencia para referir diversas cuestiones, aunque, sin dudas, el uso que mayormente le damos es para dar cuenta de la acción de apropiarse de algo que no es propio, que es de otro y generalmente haciendo uso de la violencia física para reducir o amedrentar al dueño del bien.

Apropiarse de algún bien material de otro a través del uso de la violencia

Juan está preso hace diez años por robar a mano armada un banco.”

El del robo es uno de los delitos contra el patrimonio más antiguos que se perpetra en la civilización humana y que como indicáramos líneas arriba consiste en apoderarse de bienes ajenos para obtener un beneficio económico y siempre haciendo uso de la violencia.

Por tal cuestión, porque normalmente en un robo siempre existe la amenaza a través de un arma de fuego o un arma blanca, el mismo dispone de una pena mucho más severa que la que recibe el simple hurto.

Delito contra el patrimonio

Se trata de un delito contra el patrimonio que implica la sustracción de una cosa mueble o bien, a otra persona, con un ánimo de lucro, y como señalamos, haciendo uso de la fuerza física o de la intimidación, en tanto, los códigos penales castigan dicho delito con penas de reclusión que pueden variar dependiendo de los agravantes y circunstancias que rodean el ataque.

Se considerarán como agravantes de un robo la producción de lesiones, la utilización de armas, especialmente las de fuego y blancas, el daño de bienes materiales, el homicidio en ocasión de robo y si el ladrón que perpetra el robo forma parte de alguna fuerza de seguridad nacional.

En muchas partes del mundo es una constante que las fuerzas de seguridad actúen en complicidad con delincuentes y perpetren diversos delitos graves como el robo y los secuestros.

En el caso de las mismas, la responsabilidad penal es aún mayor porque no solamente disponen de recursos para intimidar, como ser entrenamiento especial y el permiso de portar armas, sino que además pueden hacer uso de la inteligencia, de información confidencial, entre otros, para conocer detalles de la privacidad de potenciales víctimas.

Las fuerzas de seguridad tienen la misión de preservar la seguridad de una nación y por tanto el violar dicha función primordial es un agravante.

No podemos soslayar que la acción de robar es uno de los delitos más antiguos de la humanidad y si bien no se puede señalar una única causa como desencadenante de esta cuestionable conducta no podemos soslayar entre los factores que la desencadenan: la ausencia de valores morales, la prevalencia de modelos que incitan tal comportamiento, la falta de recursos económicos en alianza con las malas compañías, entre otros.

Pena de prisión que tiene el objetivo de reeducar al delincuente

La prisión suele ser la pena más corriente que se le aplica a aquellos que roban, en tanto, dicha reclusión tiene como finalidad teórica la de reeducar al ladrón a través de un castigo ejemplar para luego del cumplimiento de la condena reinsertarse en la sociedad.

Ahora bien, en muy pocos países las cárceles actúan como vehículos de reinserción, especialmente en aquellos donde el sistema carcelario es deficiente y está cooptado por la corrupción.

Pero el indicado no es el único uso que ostenta esta palabra en nuestro idioma sino que admite otros usos también bastante corrientes, especialmente en el lenguaje cotidiano.

Cuando alguien despierta en otro una gran atracción

Cuando alguien atrae enormemente algo que no se encuadra dentro de lo material se lo suele expresar en términos de robar.

Resulta sumamente común que por ejemplo a instancias de las relaciones afectivas, especialmente las amorosas, el enamorado le diga a su enamorada, o a aquella persona que lo tiene totalmente conquistado y rendido a sus pies, que le ha robado el corazón.

Tomar una parte que corresponde a un todo

También cuando se toma una parte que corresponde a un todo solemos expresarlo a través de la palabra que nos ocupa. “Si vos querés la habitación más grande indefectiblemente deberemos robarle algunos metros al balcón terraza y de este modo la agrandaremos.”

Otro empleo habitual se da a instancias de los juegos de cartas o de juegos de mesa como ser el dominó, en el cual robar implica tomar naipes de un mazo o hacerse de las fichas correspondientes, respectivamente.

La acción que se opone a la de robar es la restituir, ya que refiere la devolución de una cosa u objeto a quien lo disponía.

 
 
 
Temas en Robar
 

Redes Sociales