Definición ABC » General » Rareza

+

Definición de Rareza

Una rareza es aquella cosa, persona o cuestión que dispone de la cualidad de raro, una obra artística, el hobby de alguien, un objeto, por ejemplo, entre otras cuestiones.” Mi primo colecciona rarezas musicales de los Beatles, esto implica que colecciona todas aquellas cosas inherentes a este grupo de rock inglés tan popular pero que no gozan del conocimiento de la mayoría ni tampoco fueron comercializadas a gran escala.”

Aquello que dispone de la cualidad de raro porque es diferente o extraño al resto

En tanto, raro, es el adjetivo calificativo que solemos usar cuando queremos caracterizar a alguien o algo de particular, distinto, diferente, extraño.

Es decir, cuando algo no sigue una normalidad o los parámetros que definen a algo como normal, estaremos en condiciones de hablar de algo raro.
Por ejemplo, nuestra sociedad ve como algo raro que un hombre utilice polleras en su atuendo y una mujer corbata.

Lo raro jamás sigue un esquema o un modelo, sorprende, asombra, ya sea para bien o para mal, a su espectador.
Lo desconocido puede asustar y entonces en orden a esto puede ser que decidamos alejarnos y el acto seguido es discriminarlo.

Muchas veces la concepción de lo raro está asociada a la subjetividad de cada cual.

Consideración valiosa y peyorativa

También está la otra cara de la moneda, que lo raro puede ser algo valioso, tal es el caso de las piedras preciosas.

Por otra parte hay cuestiones naturales que también pueden ser concebidas como raras, porque claramente escapan de la normalidad como por ejemplo que haga frío en el desierto, que haga calor en el polo, que nieve en un zona calurosa o que un mismo día nazcan mellizos en el misma clínica y al mismo tiempo.

Mientras tanto, la rareza puede ser de orden individual, o sea, un individuo se presenta como el único distinto dentro de un grupo o contexto, o en su defecto, puede hablarse de rareza social, cuando el comportamiento raro es asumido por un colectivo de personas.

Cabe destacar que existe una contradicción entre la valoración que suele tener lo raro, mientras que en algunas cuestiones o situaciones algo raro puede resultar atractivo y ser por tanto codiciado por un importante número de personas, este puede ser el caso de una pieza única dentro de un estilo arquitectónico; por otro lado, puede suceder que en cambio, lo raro, se tome como algo de lo que hay que alejarse, evitarlo.

Lamentablemente, en la historia, el sentido peyorativo, negativo del concepto de raro ha ocasionado muchos inconvenientes a quienes fueron oportunamente señalados como raros, por ejemplo, en el pasado, a aquellos que expresaban una sexualidad diferente se los consideraba raros en el sentido más negativo del término y por tanto eran discriminados; algo símil ocurría con aquellos que gustaban de vestirse con otros patrones totalmente diferentes a los que imponía la moda del momento, o con los que pensaban cuestiones que en la época en la cual se expresaban se tomaban como extrañas y por caso no s las aceptaba..., entre los ejemplos que podemos mencionar.

Hoy, afortunadamente, muchas de estas cuestiones sexuales, de moda y hasta de pensamientos e ideologías se han asumido y aceptado, y esto obviamente ha tenido que ver directamente con la evolución de los tiempos y del pensamiento humano, de uno muy cerrado hace unos cuantos siglos atrás hasta otro mucho más abierto al día de hoy, especialmente en la cultura occidental.

Pensemos que hoy en muchos países del mundo está aceptado y normado que las parejas homosexuales se casen legalmente y puedan ser padres adoptando hijos o teniéndolos a través de algún tratamiento de fertilización asistida.

Por supuesto que siguen quedando algunos resabios de no aceptación de estas cuestiones, y entonces hay quienes lo siguen viviendo y viendo como una rareza, pero cada vez son menos…

O sea no se ha podido extirpar del todo esa concepción negativa de lo diferente y así es que actualmente mucha gente sigue sufriendo por discriminación por, por ejemplo, no peinarse como la moda indica o vestirse como la tendencia propone que hay que hacerlo, pero como decíamos, afortunadamente cada vez son menos.

 
 
 
Temas en Rareza
 

Redes Sociales