General » Racionalismo

Definición de Racionalismo

Definición conceptual

El racionalismo es una corriente de pensamiento ampliamente extendida en la filosofía occidental, según la cual el único conocimiento verdadero, necesario y universal, es el que se apoya en la facultad de la razón de manera privilegiada por sobre cualquier otra forma de acceso al mundo (a saber, las sensaciones, la experiencia empírica). Se define racionalismo cartesiano a la vertiente desarrollada por el filósofo francés René Descartes (1596-1650).

Lilén Gomez | Ene. 2022
Profesora en Filosofía

El criterio de verdad

Descartes propone como criterio para distinguir aquellos conocimientos fundados racionalmente de los que nos resultan dudosos la claridad y distinción de las ideas. Siguiendo las reglas del método, una vez que las ideas complejas se descomponen en las partes mínimas que las conforman, obteniendo las ideas más simples posibles, se asume la verdad de éstas últimas de acuerdo con si se presentan a la mente de manera clara (evidente por sí misma) y distinta (es decir, cada idea se puede distinguir de las demás).

En la metafísica cartesiana, la primera evidencia, es decir, la primera idea clara y distinta que tenemos es la del ego cogito: es indudable que pienso y, por lo tanto, que existo.

Dios garante del conocimiento

La evidencia que sigue al ego cogito es la de la existencia de Dios: tenemos la idea de un ser omnipotente, el cual reúne todas las perfecciones, que se nos presenta a la mente con claridad y distinción. Una vez probada la existencia del yo, en tanto que conciencia, al considerar la idea de Dios como contenido de esa conciencia, aquella debe existir necesariamente.

Ahora bien, debe haber, además, una causa para que exista en nuestra mente la idea de un ser más perfecto que nosotros mismos, luego, esa causa debe ser la existencia de Dios, que ha dejado en nuestra conciencia tal idea como la huella del artífice sobre su creación.

Una vez probada la existencia de Dios a partir de su idea en nuestra mente, obtenemos una garantía de la verdad de nuestros conocimientos: si Dios es pura bondad, entonces no permitiría que nos equivoquemos sistemáticamente, sino que las fuentes del error son meramente humanas y, por ende, también evitables. Es decir, Dios nos da la posibilidad del conocimiento verdadero: si bien es posible equivocarnos, también tenemos a nuestro alcance formas de evitar el error. Para ello, debemos seguir una serie de reglas, a saber, las reglas del método que Descartes expone en diferentes lugares de su obra.

Los supuestos del racionalismo

Para que el racionalismo “funcione”, debe apoyarse sobre una serie de supuestos que, muchas veces, no son explícitos.

En primer lugar, podemos mencionar que, si damos por sentado que la razón es capaz de conocer por sí misma el mundo, luego, la estructura fundamental del mundo debe ser ella misma racional, afín a la razón. En este sentido, Descartes entiende que las ideas son las cosas mismas representadas en el pensamiento, es decir, existe una relación de reflexión entre ambos ámbitos.

En segundo lugar, el racionalismo precisa suponer que la razón es infalible. Si bien Dios aparece como garantía de que la facultad de la razón no falla, sin embargo, al mismo tiempo, el conocimiento de la existencia de Dios se produce por la vía de la razón. Esto genera un círculo vicioso, ya que se origina una petición de principio entre ambos conceptos, en la medida en que uno remite al otro.

Otro problema que presenta el racionalismo cartesiano es la necesidad de presuponer el principio de causalidad, sobre el cual se apoya toda la prueba de la existencia de Dios, que luego opera como garante de los demás conocimientos.

Por otra parte, debe presuponerse también la noción de sustancia para lograr fundamentar el ego cogito como una cosa que piensa y, de allí, la existencia de Dios como una sustancia pensante infinita. Como resultado de ese presupuesto, observamos la división cartesiana del mundo en res cogitans (sustancia pensante) y res extensa (las cosas materiales) —también conocida como dualismo cartesiano—, división que será profundamente cuestionada por diversas filosofías posteriores a los desarrollos de Descartes.

Referencias bibliográficas

Carpio, A. (2003). Principios de Filosofía. Buenos Aires: Glauco.

Giovanni Reale y Dario Antiseri (1992) Historia del pensamiento filosófico y científico. II. Del humanismo a Kant. (Il pensiero occidentale dalle origini ad oggi. Tomo II. Editrice La Scuola, Brescia, quinta ed. 1985), trad. de Juan Andrés Iglesias, Barcelona.

 
 
Autora: Lilén Gomez | Sitio: Definición ABC | Título: Racionalismo | Fecha: Ene. 2022 | URL: https://www.definicionabc.com/general/racionalismo.php

Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea.
 
 
Temas en Racionalismo
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z