Definición ABC » General » Ordinario

+

Definición de Ordinario

El concepto que nos ocupa en esta reseña lo podremos encontrar en diversos contextos con distintas referencias.

Aquello que es común o frecuente, asociado a nuestra rutina

El uso más extendido que la gente le da al término ordinario en el idioma español es aquel que refiere a algo común y regular, que sucede de manera habitual o que es frecuente.

Así es que cuando alguien nos habla en términos de ordinario con este sentido no tendremos porque alarmarnos ya que se trata de algo corriente que suceda, lo raro en estos casos sería que no sucediese, ahí sí habría algo malo.

“No hay que alarmarse por los berrinches de Juan, se trata de un comportamiento ordinario en todos los niños cuando se enteran que su madre está embarazada”; “la presidenta promulgó un duro discurso en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso”; “la falla que presenta tu calo ventor es algo ordinario en este tipo de equipos de calor; de ordinario Juan y Laura van al cine los sábados por la tarde”.

Por ejemplo si nos guiamos por los ejemplos vertidos, especialmente el último, si un sábado Laura y Juan no van al cine como lo hacen ordinariamente, entonces, algo estará sucediendo que se los impide, alguno está enfermo, o les sucedió algo extraordinario e impostergable que los llevó a cancelar su rutina de cine.

Justamente, el concepto de ordinario está en estrecha vinculación con el concepto de rutina porque algo que es ordinario, se hace regularmente está incorporado ya a la rutina nuestra de todos los días, o por lo menos de alguno.

La contracara de este sentido de la palabra es lo extraordinario, que claramente supone a aquello que sucede de manera excepcional y que no es habitual”.

Vulgar, sin distinción

También, el término es usado para designar a aquel o aquello vulgar, que no es refinado, no tiene distinción alguna y es de poca estimación. “Claudio es tan ordinario que ni siquiera contestó mis llamados”; “no seas ordinario, por favor, no utilices esas malas palabras frente a la abuela”; “los insultos de nuestro jefe al nuevo proveedor confirmaron lo ordinario que es”.

La ordinariez que alguien posee en su manera de hablar o en su comportamiento es regularmente objeto de rechazo social, especialmente en aquellos sectores de la sociedad de clase alta en donde se siguen muy de cerca los detalles en este sentido.
Por ejemplo, si se aprecia a una persona que en una cena no toma los cubiertos que corresponden, no acude vestido como marca la invitación, o se dirige al resto de las personas de modo mal educado, entonces, será considerado como un ordinario y se tenderá a rechazarlo.

Existen profesores y personas expertas en protocolo que justamente su trabajo consiste en aleccionar sobre el mismo, sobre los usos y costumbres a la hora de acudir a eventos que se basan en el protocolo.

Pero más allá de ello, una persona que no tiene una buena educación en modales también puede acudir a estos profesionales para tratar de mejorar este aspecto de su vida y resultar ante la sociedad más atento, menos grosero en su hablar y comportamiento, entre otras cuestiones.

Por otro lado, a todas aquellas cuestiones que forman parte de lo cotidiano de nuestra vida como ser los gastos diarios de movilidad y de alimentación, también se los suele designar como ordinarios. “El combustible es uno de los gastos ordinarios de nuestro presupuesto familiar”; “tengo que hacer las compras ordinarias de esta semana; leche, carne, pescado, fideos, entre otros”.

De poca calidad

Asimismo, cuando algo se encuentra realizado sin cuidado o con materiales de muy baja calidad se lo suele llamar ordinario. “El tejido que llevaba María era realmente ordinario”.

Tipo de correo que se caracteriza por la demora

En tanto, en el ámbito del correo, la palabra ordinario designa a aquel tipo de correo que se despacha por tierra o por mar y que demora más tiempo en llegar a destino que los servicios especiales, como el del correo aéreo o certificado. “Prefiero enviarle la carta a mi hermana por correo certificado ya que eso me garantizará que le llegue más rápido que con el correo ordinario”.

Iglesia Católica: obispo

Por otra parte y a instancias de la Iglesia Católica, ordinario, se le llamará al obispo que tiene jurisdicción territorial sobre su diócesis. La denominación surgió a cuenta que es el mismo quien se ocupa de expedir los asuntos ordinarios de la diócesis a la que pertenece.

 
 
 
Temas en Ordinario
 

Redes Sociales