Definición ABC » General » Olvidar

+

Definición de Olvidar

La palabra olvidar puede implicar: el dejar de conservar en la memoria determinada cuestión, un nombre, una cifra, un rostro, entre otros ("olvidé cuánto me dijo que cuesta la reposera"); dejar de experimentar afecto o interés por un individuo o por algo ("la verdad, ya me he olvidado de lo bien que la pasábamos"), un objeto, por ejemplo; abandonar sin querer algo o a alguien en un lugar ("me olvidé tu regalo arriba de la mesa, mañana te lo traigo"); no realizar tal o cual acción porque en el momento se borró de la mente ("olvidé de apagar las luces cuando nos fuimos y quedaron encendidas todo el fin de semana"); y directamente dejar de tener en cuenta una cosa ("mejor, va a ser olvidar nuestras diferencias y empezar la relación de cero").

Dejar de recordar algo, de sentir cariño por alguien, o no tener en consideración algo

Hay personas que tienen una predisposición natural a recordar todo siempre, a jamás olvidarse de nada y de nadie, mientras que por otro lado hay otros que por diversas circunstancias no son tan buenos con los recuerdos de su vida, les cuesta recuperarlos en algún momento y tampoco lo son recordando caras o cosas.

El olvido, y una perspectiva más profunda que lleva a la reflexión

En tanto, la palabra olvidar se encuentra en estrecha vinculación con el concepto de olvido, el cual implica una acción de tipo involuntaria por la cual se deja de conservar determinada información que se almacenaba en la memoria.

Cabe destacar, que el olvido puede suceder por diferentes causales, entre las más recurrentes se destacan: aquellos fortísimos golpes que se producen en la cabeza, por una caída o por un choque automovilístico que desembocan en lo que se denomina clínicamente como amnesia (olvido traumático); algún tipo de alteración en el aparato psíquico del individuo en cuestión, como ser el producto de enfermedades tales como la esquizofrenia y la hipnosis (olvido psicológico); y problemas de tipo fisiológicos, tal es el caso de un deficiente desarrollo en el sistema nervioso central (olvido fisiológico).

La amnesia es un trastorno de la memoria que no permite recordar información conservada con anterioridad al sufrimiento de un trauma físico.

Y también hay olvidos voluntarios, que son el producto de la decisión de una persona de olvidar algo o de alguien porque no le hacen bien tenerlos presentes, pero ojo, que cuando hacemos eso ese recuerdo no desaparece sino que quedará reprimido o depositado en el inconsciente y puede aflorar más delante de alguna manera poco provechosa para nuestra existencia.

Bloquear momentos indeseados, que nos generan tristeza o preocupación

Otra situación recurrente que termina en olvido es que nuestra mente active un mecanismo de bloqueo de aquellos recuerdos más dolorosos, entonces, es como si la persona hubiese olvidado de pronto la muerte de un ser querido, aunque se haya producido hace nada menos que un mes.

La psiquis deja ese recuerdo doloroso a un lado y no lo hace accesible de manera consciente.

Es un comportamiento bastante frecuente en los seres humanos el de bloquear ciertos recuerdos o acontecimientos como mecanismo de defensa para no sufrir por los mismos, porque claro, cuando se hace esto porque estos nos causan dolor, tristeza, es decir, no se trata de recuerdos agradables sino más bien todo lo opuesto.

Ahora bien, este accionar, a largo plazo, suele desencadenar problemáticas psicológicas severas en las personas que se obligan a olvidar algo, porque esa presión que se ponen para olvidar termina casi siempre haciendo eclosión más adelante.

Desde la psicoterapia se intenta destrabar esta situación cuando esos bloqueos afectan la calidad de vida de la persona.

Existen muchas maneras de abordar este problema, hablando el tema, de modo que el paciente consiga sacar afuera todo el dolor y la represión; y otra modalidad utilizada por el psicoanálisis es la hipnosis, técnica que permite llegar a esos recuerdos, identificarlos, y tratarlos.

No es una buena reacción bloquear los recuerdos no positivos, a la larga nos termina perjudicando; lo ideal es siempre afrontar las situaciones buenas y malas que nos tiene preparada la vida, y cuando uno siente que algunos acontecimientos son dolorosos buscar la mejor contención para superarlos pero jamás esconderlos y taparlos porque eso siempre tendrá un efecto contraproducente.

 
 
 
Temas en Olvidar
 

Redes Sociales