Definición ABC » General » Obsceno

+

Definición de Obsceno

Llamamos obsceno a todo aquello que ofende al pudor de una persona o que resulta ser vergonzante, especialmente en lo relativo al sexo.

Aquello que ofende el pudor de alguien o que es vergonzante, especialmente en vinculación al sexo

Lo obsceno puede manifestarse a través de palabras, acciones, o imágenes , que por su mensaje carente de pudor resultan ser ofensivas a la moralidad sexual que prevalece en el contexto en el cual las mismas se registran.

Se aplica a otras cuestiones aberrantes como la guerra, la corrupción política...

De todos modos, aunque tradicionalmente el término se ha empleado vinculado a las cuestiones sexuales, también es correcto que su uso se aplique a otro tipo de cuestiones igualmente de condenables y aborrecibles, tal es el caso de la guerra, la corrupción, entre otros males de nuestros tiempos.

Así es que cualquier acción que se destaca por su indecencia, que afecta a la conciencia buena de alguien podrá ser considerada como obscena. Por ejemplo, un dirigente político de primera línea que roba el dinero que los ciudadanos destinan a través de sus impuestos para pagar obras de infraestructura, educación y salud, estará cometiendo un acto obsceno, moralmente reprochable y vergonzoso.

Lamentablemente, casos como el recién expuesto abundan en todas partes del mundo, políticos corruptos que solamente quieren llegar al poder para robar y enriquecerse de manera súbita.

Cuando los casos de corrupción estallan, por supuesto, causan un revuelo y un escándalo impresionante en la opinión pública porque la gente se siente estafada por haber depositado su confianza en los dirigentes corruptos.

También debemos decir y lamentar que en la mayoría de los casos de corrupción la justicia es lenta y los castigos no son lo suficientemente ejemplares como para generar una toma de conciencia y evitar que se sigan produciendo casos de este tipo.

En todos los países del planeta suceden casos así, en los cuales los políticos roban obscenamente, en tanto, es en los países menos desarrollados donde la problemática está más enquistada.

Si bien aquello que es obsceno será determinado por cada cultura propiamente dicha, que establecerá en algún código o cuerpo normativo aquellas situaciones que deberían ser consideradas como obscenas, y por tanto sujetas a sufrir un castigo oportuno y contundente de carácter ejemplar, existen algunas convenciones más o menos universales respecto de lo que es obsceno.

Convenciones sobre lo obsceno

Por ejemplo, un individuo que se pasea semidesnudo por la puerta de una escuela de la cual ingresan y egresan constantemente niños y jóvenes, será considerado como una muestra de obscenidad y como tal debe ser evitado y castigado para que no vuelva a repetirse.

Asimismo, si en el horario de protección al menor, un programa de televisión exhibe a una persona que usa el insulto como principal herramienta de comunicación, también debe ser considerado como un contenido obsceno e impropio para ser difundido justamente en un segmento horario en el cual hay muchos niños y jóvenes viendo televisión.

Uno de los mecanismos más empleados históricamente en los medios de comunicación para evitar la difusión de los contenidos obscenos es la censura.
Ahora bien, en la actualidad esta práctica ha quedado prácticamente obsoleta, en tanto, lo que se procura desde los organismos estatales que deben velar por el decoro y el respeto de los horarios de protección al menor es que los medios de comunicación masiva sean prudentes con los contenidos que emiten y que entonces eviten aquellos que contienen obscenidades o temáticas adultas durante el horario en que se protege a los menores.

Los medios deben cuidar a los menores a través del establecimiento de horarios de protección

En muchos países los medios masivos utilizan leyendas informativas que indican que comienza, se está, o finaliza el horario de protección al menor, para que los padres tengan en cuenta la exposición de sus hijos a estos.
Pero claro, también debe haber un compromiso por parte de quienes emiten los contenidos, y tratar que los mismos se ciernan a lo que corresponde.

Independientemente del contexto en el cual se lleve cabo el acto obsceno, en los medios de comunicación o en la vida misma, el mismo deberá ser evitado en la medida de lo posible, principalmente para evitar dar malos ejemplos a los niños que lo puedan estar mirando solos, sin un adulto que ejerza el rol de contención o guía, y además porque no cuentan con las herramientas necesarias todavía para discernir este tipo de cuestiones.

 
 
 
Temas en Obsceno
 

Redes Sociales