Definición de Objeto

De manera general, el término objeto hace referencia a una cosa material, o bien, a una cuestión sobre la que versa el pensamiento: por ejemplo, el “objeto de estudio” de una determinada ciencia o el “objeto” de un enunciado. La palabra objeto proviene del latín obiectus, que remite a “poner delante” o “interponer”, así como “objetar” o “reprochar”.

Lilén Gomez | Oct. 2022
Profesora en Filosofía

El origen de la noción de objeto tal como la conocemos en la actualidad, se ubica, usualmente, en el contexto del pensamiento de la Modernidad, momento en el que se funda una visión dualista del mundo construida sobre una multiplicidad de dicotomías características: el alma y la mente se oponen al cuerpo, la cultura se opone a la naturaleza, el sujeto se opone al objeto. La autoconcepción del ser humano en Occidente, a partir de la Modernidad, se apoya sobre la conceptualización de un sujeto consciente, con una interioridad personal, con capacidad de agencia, contrapuesto al mundo objetivo, conformado por cosas inertes, sin interioridad espiritual. Es posible hallar antecedentes de este modo de comprender lo existente en el dualismo propio del pensamiento griego clásico —manifiesto, por excelencia, en la filosofía platónica—; no obstante, cabe señalar que, en la medida en que el hombre griego se concibe a sí mismo como un ser natural que forma parte del cosmos, no hay en aquel una verdadera noción de un “sujeto” separado de la naturaleza, a diferencia de lo que ocurre en el pensamiento moderno. Bajo este último, la naturaleza, asociada a lo objetivo, es comprendida como lo exterior frente a la interioridad del sujeto.

Uno de los principales referentes del dualismo moderno entre sujeto y objeto fue René Descartes (1596-1650), quien desarrolla la distinción entre la res cogitans (a saber, la cosa pensante) y la res extensa (las cosas materiales, sensibles), es decir, entre la mente y la materia o entre el alma y el cuerpo. El objeto, caracterizado por su naturaleza corpórea, se presenta como un ente esencialmente pasivo, capaz de ser percibido, pero no de autopercibirse o de percibir otros objetos.

Las críticas a la concepción cartesiana del objeto

La concepción dualista del mundo, constitutiva del mundo moderno, al proponer una división entre la humanidad y la naturaleza como dos ámbitos opuestos, no solamente sugiere una separación, sino también una jerarquización entre tales ámbitos. En este sentido, diversas corrientes teóricas han señalado la implicación de dicha forma de concebir el mundo con un proyecto político-económico concreto, históricamente determinado, de acuerdo con el cual la naturaleza representa un recurso disponible para ser explotado, con el fin de la acumulación del capital.

Así, Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels (1820-1895), muestran que la construcción ontológica y gnoseológica llevada a cabo por la modernidad del concepto de la naturaleza como un conjunto de objetos disponibles —y, por lo tanto, sometidos a la voluntad humana—, fue funcional al desarrollo del modo de producción capitalista. La naturaleza es convertida, bajo tal construcción, en un recurso para ser explotado y, luego, transformado en mercancía.

Del mismo modo, la idea de dominación de lo humano por sobre lo no humano ha servido, a su vez, a la justificación de las relaciones coloniales impuestas por la expansión territorial, al negar la humanidad de los pueblos colonizados.

Conceptualizaciones contemporáneas de la noción de objeto

A partir de las críticas a la concepción moderna del dualismo entre sujetos y objetos, se han elaborado otras conceptualizaciones acerca de lo existente —y, con ello, acerca de lo cognoscible—, que sugieren una capacidad de acción intrínseca a los objetos. Por ejemplo, el fenomenólogo Maurice Merleau-Ponty (1908-1961) ha desarrollado una idea del cuerpo como dotado de una forma de consciencia propia, planteando con ella una superación del dualismo.

Por otra parte, el antropólogo y filósofo contemporáneo Bruno Latour (1947), junto con otros autores afines a su obra, han propuesto una reconceptualización de la oposición entre naturaleza y cultura, que devuelve a los objetos su capacidad de agencia.

 
 
 
 
Por: Lilén Gomez. Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea.
Art. actualizado: Oct. 2022; sobre el original de marzo, 2011.
X

Gomez, L. (Oct. 2022). Definición de Objeto. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/general/objeto.php
 

Referencias

García de Diego, V. (1982), Diccionario ilustrado “Vox”, latino-español, español-latino, Bibliograf, Barcelona.

Salas Quintanal, H. (2002). La idea de sujeto en la modernidad. In Anales de antropología (Vol. 36).

Avallone, G. (2015) Las perspectivas de la ecología-mundo y postcolonial: buscando una alternativa al dualismo cartesiano. III Congreso Latinoamericano y Caribeño de Ciencias Sociales, Quito, Flacso Ecuador.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z