General » Nuevo

Definición de Nuevo

nuevo La palabra 'nuevo' es un adjetivo calificativo que se utiliza para describir aquellos elementos, situaciones o fenómenos que son novedosos, no utilizados o que no se han dado antes. De tal modo, el término de nuevo o nueva siempre implica un quiebre con lo anterior al presentar algo diferente, singular y que como consecuencia causará sorpresa en los espectadores, por ejemplo, cuando se dice que una línea de autos es nueva y más evolucionada que la anterior.

Hay muchas situaciones y contextos en los cuales el adjetivo 'nuevo' puede ser utilizado apropiadamente. Por un lado, el uso más común que este adjetivo tiene es cuando se aplica a objetos y elementos concretos, por ejemplo una pieza de ropa nueva, un libro nuevo, etc., es decir, a aquello que ha sido recientemente creado o fabricado.

En este sentido, el objeto es generalmente descripto como algo que no contiene uso previo y que por lo tanto está en las mejores condiciones posibles. Aquí, se incluye entonces la noción de algo diferente a lo demás y que no cuenta con las mismas características ya que significa algún tipo de quiebre, por ejemplo: un nuevo estilo de vida que está estructurado con otras conductas y comportamientos. Pero, sin embargo, también puede ser nuevo para la persona que lo posee independientemente de si ha sido usado o no (por ejemplo, un libro usado pero nuevo para la persona que lo compró).

Luego, también puede ser usado para describir a una persona que es nueva al integrarse a un grupo cuyos miembros ya están establecidos. Un buen ejemplo para tal situación puede ser un alumno nuevo que llega al curso en el cual todos los alumnos se conocen de antemano. Laura es la nueva del curso de este año y por ello es que ha captado mayormente la atención.

Expresiones populares que contienen la palabra Nuevo

El término "nuevo" es utilizado para ciertos conceptos y expresiones de uso común que ya están socialmente establecidas. Algunos ejemplos claros de esto son las expresiones: "Feliz Año Nuevo", que usamos cada comienzo de año en el brindis y para augurarle al otro que tenga un auspicioso año; "el Nuevo Mundo" (en referencia al continente americano) hacia finales del siglo XV, cuando Cristobal Colón descubrió América marcó el uso de esta expresión para diferenciar al nuevo mundo que no era otro que el continente recientemente descubierto, respecto del viejo mundo, tal como se decía de Europa; "el Nuevo Testamento" (la parte de la Biblia en la que se incluye la historia de Jesús) se trata del conjunto de libros que fueron escritos tras el nacimiento del hijo de Dios y que integra la Biblia Cristiana junto con el Antiguo Testamento, que son los escritos que preexistieron a Cristo; "estar de nuevo" (significando volver o regresar).
También el término se usa para denominar regiones, como ser Nuevo México, en Estados Unidos.

Lo nuevo, el mejor aliado del consumo y el enemigo de lo usado

A instancias del consumo de determinados bienes como ser los electrónicos, celulares, computadoras, tabletas, televisores, el valor de lo nuevo reviste una importancia fundamental como consecuencia que el consumidor de este tipo de productos tiende a privilegiar a la hora de la compra lo último en tendencia y en novedad en detrimento de lo usado. Esa necesidad que normalmente manifestamos las personas con este tipo de productos genera que las grandes compañías que los comercializan, en sus campañas publicitarias, hagan justamente hincapié en este sentido de lo novedoso, original y último, y claro, restándole importancia y valor a aquellas versiones anteriores que según las normas de la tecnología ya son viejas cuando aparece un modelo más nuevo.

Ahora bien, es importante señalar que con otro tipo de bienes esto no sucede y aún más ocurre lo opuesto: se privilegia lo más viejo por sobre lo nuevo, tal es el caso de las antigüedades. En el comercio de objetos y muebles antiguos es ley que cuanto más viejo sea el objeto en cuestión mayor valor monetario dispondrá.

Lo usado y lo viejo, la contracara de lo nuevo

De lo expuesto se desprende entonces que lo que se contrapone a lo nuevo es lo viejo o lo usado.
Por viejo se refiere a aquello que ya dispone de muchos años de antigüedad, o sea, que ha sido creado o fabricado hace mucho tiempo atrás. Mientras tanto y dependiendo de la inclinación que ostente cada cual, para algunos lo viejo ostentará un valor importante, en cambio, para aquellos que privilegian lo último, lo nuevo no lo tendrá para nada y tenderán a desecharlo justamente por su condición de viejo.

En tanto, lo usado es aquello que presenta uso, que ha sido usado por otros y por caso es que suele presentar desgaste y estar deslucido. No necesariamente lo usado tiene que ser viejo, puede ser un artículo de reciente creación pero estar desgastado por el uso que se le dio.
Vale destacarse que si bien para algunas personas lo usado no reviste de interés y se inclinan a adquirir lo nuevo, hay por otra parte una gran parte del mercado que se inclina por la compra de mercadería usada.

Autor: Cecilia Bembibre | +CITAR
 
 
 
Temas en Nuevo
 

Ahora en General

Redes Sociales