Definición de Necesidad

Necesidad es aquello que vuelve a una causa infalible en el sentido de un efecto determinado, es decir, aquello frente a lo cual no es posible ignorarse o ejercer resistencia. En las ciencias de la naturaleza, las leyes adquieren un carácter necesario, por ejemplo, las leyes de la termodinámica revisten un grado de necesidad, puesto que no dependen de la acción humana.

Lilén Gomez | Mar. 2022
Profesora en Filosofía

Necesidad y contingencia en la filosofía de las ciencias

Las nociones de lo necesario, lo posible, lo imposible y lo contingente son de gran importancia para las disciplinas de la lógica y la filosofía de las ciencias. No obstante, ya desde Aristóteles, la relación entre tales formas modales resulta confusa, en la medida en que resulta claro que posible e imposible, o necesario e innecesario, conforman pares de opuestos, pero no es evidente la correspondencia entre lo no necesario, lo posible y lo contingente. La lógica silogística aristotélica no propone un sistema modal coherente; mientras que, en el siglo XIX, con los desarrollos de Boole y Frege, la modalidad directamente se deja de lado. Es recién en el siglo XX cuando aparecen sistemas complejos de lógica modal y se pone en discusión la relación entre posibilidad y contingencia.

En Aristóteles, lo necesario es posible, pero no es contingente. Lo contingente ocurre habitualmente, pero puede no ocurrir, mientras que lo necesario debe ocurrir siempre. Necesario es todo aquello cuya negación resulta imposible. Hacia el siglo XX, lo necesario y lo imposible comienzan a pensarse como límites dentro de los cuales existe un gradiente de posibilidad. Para Aristóteles, las categorías modales describen el carácter mismo de la realidad, mientras que, en el caso de Hume, Frege o Russell, la necesidad o la posibilidad son categorías que no describen a los hechos sino a nuestro conocimiento de los hechos.

La definición de necesidad en el marco de las ciencias sociales

El estudio de las necesidades humanas se remonta a la filosofía en la Grecia antigua, no obstante, ha adquirido una mayor relevancia durante la época industrial y post-industrial. En el marco coyuntural del origen y desarrollo del capitalismo, las necesidades humanas se piensan como necesidades, en principio, universales, y, en segundo término, asociadas a la noción de productividad.

En otros términos, en el contexto del modo de producción capitalista, se piensa de manera general a las necesidades de los seres humanos como aquellas condiciones mínimas que deben ser cubiertas para que los individuos puedan cubrir satisfactoriamente los objetivos de la producción en términos de maximización del capital.

No obstante, el concepto de necesidad ha permitido el reclamo por mejores condiciones de vida para ciertos grupos sociales relegados económica, política y culturalmente. Lo que se pone de relieve, a partir de ello, es que las necesidades humanas no siempre son equivalentes para cualquier individuo que pertenezca a la humanidad en cualquier momento temporal, sino que se definen, fundamentalmente, en función de condiciones históricas.

Por esta razón, desde las ciencias sociales se ha planteado como discusión la existencia de necesidades universales para todo ser humano. Como contrapartida, se considera que las necesidades son relativas a diversos factores, tales como el género, la edad, la pertenencia a determinados grupos étnicos, culturales y la aceptación de diferentes normas sociales. A su vez, estos factores pueden influir sobre la percepción de qué constituye una necesidad entre diferentes grupos humanos. Las percepciones universalistas corren el riesgo de omitir necesidades propias de algunos grupos en particular.

El concepto de necesidad, a partir de autores como Karl Marx (1818-1883) o Émile Durkheim (1858-1917), se piensa como un constructo y no como un dato natural. Marx distingue entre ciertos apetitos naturales, como el hambre o los impulsos sexuales, y el contexto cultural en el cual se expresan, que depende tanto de la estructura económica como de la superestructura social. Para Durkheim, las necesidades en el ser humano son ilimitadas, pero resultan moduladas por la coerción y la colectividad, en tanto que hechos externos al individuo.

 
 
 
 
Por: Lilén Gomez. Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea. Mar., 2022.
×
 

Referencias

Camacho, L. (2011). Posibilidad, imposibilidad, contingencia y necesidad: de la filosofía a la ciencia. Filosofía, 127-128.

Puig M., Sabater P., Rodríguez N. (2012) Necesidades humanas: evolución del concepto según la perspectiva social. Aposta, Revista de Ciencias Sociales; 54: 1-12.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z