Definición ABC » General » Moderación

+

Definición de Moderación

El término moderación presenta dos usos muy difundidos en nuestro idioma.

Mesura y equilibrio al actuar

Por un lado, moderación puede referir al ajuste o disminución de alguna acción, conducta, que resulta excesiva. “Luego de haber tenido varios problemas en su trabajo por ello, Juan ahora bebe con moderación”. “Laura tuvo que hacer una moderación en sus gastos porque el sueldo no le alcanzó el último mes”.

O sea, la moderación se opone ciertamente al exceso, que justamente consiste en un accionar que se caracteriza por el abuso.

Este sentido del término es aplicado en los más diversos contextos cuando precisamente se quiere referir que se presenta equilibrado sin excesos, por ejemplo, “la posición de Juan se caracteriza por la moderación”, “el aumento del pan fue tratado con mucha moderación para no afectar demasiado a los consumidores”.

En la política, a saber, es muy usado este concepto para dar cuenta de la posición política de un partido o de un dirigente que se enmarca en la tolerancia y equilibrio de acción, enfrentándose a otra posición común como puede ser la radicalizada o extrema.

Virtud que equivale a la templanza

Y por otro lado, la moderación es normalmente considerada como una virtud que pueden observar algunas personas, equivalente a la prudencia, la templanza, la mesura y de alguna manera también emparentada con la humildad.
El opuesto de la moderación como ya señalamos sería el exceso, la desmesura, el orgullo y la soberbia en todo aquello que se hace.

Entonces, en este sentido la moderación es la templanza en el comportamiento de una persona que constantemente buscará escaparle al extremo para ir en búsqueda del equilibrio.

La moderación como virtud y porque no también como valor social es una cuestión que viene siendo estudiada y está presente en la sociedad desde larga data.
Porque básicamente la moderación como uno de los valores parte de un individuo será la que conducirá al mismo a una existencia más grata y tranquila, porque de lo contrario, de ser guiado por el exceso, será difícil hallar el equilibrio y la tranquilidad.

El tema de la moderación, incluso, ha estado presente desde tiempos inmemoriales en la literatura clásica con el objetivo de difundir la misma como la forma más recomendable para vivir.

En tanto, se llamará moderado a aquella persona que se caracterice por la prudencia, por la moderación en su obrar.

La persona moderada no se desborda y piensa siempre antes de actuar intempestivamente

La persona moderada/o se caracteriza especialmente por no desbordarse jamás en ningún tipo de situación, aún en las más complejas y difíciles; siempre piensa antes de actuar o de decir algo, es paciente y calmo.

Pero hablemos de la contracara ahora, a sabiendas de los beneficios que reportará presentar en la vida una actitud y comportamiento moderados en todo aquello que emprendamos o hagamos.

La contracara son los excesos

La persona que vive con excesos difícilmente triunfe en aquello que se propone porque el exceso siempre desvía, paraliza, y no le permite al individuo actuar con claridad y en orden a cumplir sus propósitos.

Los excesos siempre serán malos y por ello es que hay que evitarlos de plano.

Pensemos en un individuo que bebe alcohol en exceso, esa tendencia no solamente le complicará su vida laboral, ya que a la persona alcohólica le cuesta cumplir con horarios, suele perder la noción del tiempo, la atención, entre otros, sino que también le traerá serios problemas en su vida personal, no pudiendo por ejemplo mantener una relación sentimental duradera, será propenso a caer en peleas y discusiones, y ni hablar de los problemas de salud que puede acarrearle una dependencia excesiva al alcohol.

Entre las enfermedades más comunes vinculadas al alcoholismo se cuentan: cirrosis, anemia, cáncer, dolencias cardiovasculares y hasta demencia porque el mismo causa una progresiva pérdida de las facultades mentales, obviamente cuando se bebe con mucho exceso.

 
 
 
Temas en Moderación
 

Redes Sociales