Definición de Metafísica

1. La metafísica es una subárea de la filosofía que dedica su atención al estudio de problemas que trascienden la física, es decir, la naturaleza abstracta de las cosas. Inicialmente, Aristóteles la caracterizó como la “primera ciencia” que buscaba investigar “el ser y el conocimiento como tal” en un intento de comprender la realidad (ontología), el universo (cosmología) así como la naturaleza del conocimiento (epistemología).

2. Derivación de significado. Discusión o teorización sobre algo abstracto.

Etimología: Por el latín tardío metaphysĭca, respecto del griego bizantino μεταϕυσικά (metàphysiká), dado por la expresión μετὰ τὰ ϕυσικά, que remite a ‘Después de la Física’ en alusión a los trabajos de Aristóteles, determinando como primera base la filosofía natural para luego poder introducir la filosofía ontológica, formado por el prefijo μετὰ-, por ‘después de’, (metà-), y physiká, forma femenina de φυσικός (physikós), por aquello ‘que forma parte de la naturaleza’.
Cat. gramatical: Sustantivo fem.
En sílabas: me-ta-fí-si-ca.

Metafísica

La forma f., del lat. tardío metaphysĭca, y este del gr. bizant. μετὰ [τὰ] φυσικά metà [tà] physiká 'después de [los] físicos', designación que se aplicó en la ordenación de las obras de Aristóteles a los libros de la filosofía primera.

metafisicaLa metafísica es una de las partes fundamentales de la filosofía que se ocupa del estudio del ser, sus propiedades, principios, causas y fundamentos esenciales de su existencia, es decir y en otras palabras, la metafísica enfoca su atención hacia todo aquello que trasciende lo meramente físico.

Además, esta importante rama de la filosofía, reparte su atención a dos cuestiones que son las que a su vez determinan su división en dos grandes ramas, la Ontología que es la que se ocupará exclusivamente del estudio del Ser y su esencia y por el otro la Teología, que destina sus esfuerzos al estudio de Dios y su esencia.

Asimismo y desde tiempos remotísimos, más precisamente en la Antigua Grecia, lugar y tiempo en el cual muchos estuvieron ocupados de estas cuestiones, la metafísica constituía el saber más elevado al cual una persona podía pretender llegar, dado que encerraba aquellas últimas cuestiones trascendentales que nos preguntamos de la vida y el ser, entre otros.

En lo que respecta a su denominación, es decir, el porqué se escogió el nombre de metafísica para denominar a este tipo de estudio, se encuentra en que así fueron llamados una serie de 14 libros escritos por uno de los filósofos más importantes de aquella época, Aristóteles y que por supuesto discurrían sobre estas cuestiones.

Y como la metafísica se pregunta y ocupa como bien dijimos del estudio del ser y este implica un montón de cosas a la vez: un origen, una constitución, una interrelación, entre otras, es que la metafísica se ocupará individualmente de cuestiones como la nada, la realidad, la mente, la naturaleza, la libertad, los cambios, la relación entre los universales y particulares, el deber ser y su contraposición con el deber ser, entre las más salientes.

Pero ahora bien, mencionamos todo aquello de lo cual se ocupa, sin embargo, nos resta lo más importante que es cómo lo hace… y lo hace de diversas formas…de manera especulativa, partiendo de una cuestión suprema, por ejemplo el ser y a partir del el irá interpretando toda la realidad, inductivamente también, configurándose una mirada metafísica del mundo o reduccionista, comprendida como un simple todo construido a partir de supuestos de los cuales los individuos siempre tuvimos que partir para conocer y actuar.

 
 
 
Autor: Florencia Ucha.
Art. actualizado: Jul. 2022. Original en: Abr, 2009.
×
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z