Definición ABC » General » Lector

+

Definición de Lector

Sin lugar a dudas el uso más popular que le damos a esta palabra es aquel que nos permite expresar a aquel individuo que lee, ya sea un libro, un periódico, una revista, un documento, entre otros materiales plausibles de ser leídos, y que lo puede hacer tanto en silencio como en voz alta, y en diversos contextos.

Persona que lee un texto escrito y que dispone de una inclinación especial por la lectura

Cabe destacarse que este sentido de la palabra es mayormente usado para referirse a aquellas personas que presentan un importante interés por la actividad de la lectura, la cual los lleva a estar constantemente leyendo aquellas obras o materiales de su interés.

Entretenerse, informarse o aprender

En tanto, esa lectura que se realiza puede tener como misión el entretenimiento, tal es el caso anterior; puede realizarse para informarse sobre la realidad actual del país en el cual se vive (a través de los periódicos), o para instruirse sobre determinada cuestión específica.
Mi primo Juan es un ávido lector de libros de ciencia ficción, nosotros siempre le regalamos uno para su cumpleaños.”

Profesor auxiliar que enseña su idioma en una universidad

Por otra parte, en el universo académico, se llama lector a aquel individuo que se desempeña como profesor auxiliar, enseñando su propio idioma en una universidad extranjera.

No siempre se trata de profesores formales sino que en algunos casos son estudiantes avanzados que manejan muy bien el idioma del país en el cual están estudiando, y entonces se dedican a la par a enseñar pronunciación y gramática de su país de origen a otros.

Profesionales que analizan los originales de un libro en una editorial

También en el ámbito editorial es posible encontrarnos con el uso de la palabra lector dado que de ese modo se denomina a los individuos que se ocupan de analizar los originales que se reciben y además aconseja acerca de los mismos.

Dispositivo electrónico que lee información

Y un lector también puede ser aquel dispositivo electrónico que sirve para leer información, es decir, reproducirla, y que ha sido grabada en determinados soportes.

El lector óptico es un tipo especial de aparato que permite la lectura de marcas y de caracteres que contienen un código.

La lectura, una actividad cotidiana y que nos permite aprender

La lectura, que es la actividad que llevan a cabo los lectores, es una de las más corrientes que despliegan los seres humanos en su vida cotidiana, ya sea desde la simple lectura de un aviso que encuentran pegado en la puerta de su casa, avisando sobre la reparación de algo, hasta la lectura concienzuda de un texto que será parte de un examen final en la carrera que estudian.

Durante este procedimiento la persona recorre visualmente un documento, un libro, entre otros, que está compuesto por símbolos lingüísticos gráficos, que interpretará gracias al conocimiento del lenguaje, y que luego incorporará a su estructura cognitiva.

Hace unos siglos atrás, la posibilidad de leer y de escribir estaba destinada a una pequeña porción de la población que era la que podía acceder a la educación por disponer de recursos económicos.

Las clases pobres y marginales no tenían esta posibilidad, y por caso eran analfabetos.

Esta situación pudo revertirse cuando la enseñanza se volvió obligatoria y gratuita en el mundo.

Aquellas personas que leen un texto y no pueden comprenderlo se denominan como analfabetos funcionales.

La capacidad de leer y de escribir de una persona, normalmente, se adquiere alrededor de los cinco años de edad, o un poco antes, puede aprenderse primero en la casa, y luego se perfecciona con el ingreso a la escuela.

En la educación inicial, las lecturas que se enseñan son más bien básicas y sencillas, o sea, están acorde a la edad del lector, con el avance de la escolarización, por supuesto, se van haciendo más complejas, por caso, en la secundaria, los alumnos leen textos que demandan de un mayor entrenamiento mental y desarrollo cognitivo y que serían incomprensibles para un niño.

No podemos soslayar que lamentablemente en la actualidad, las nuevas tecnologías, con sus bondades y desventajas, han generado que los más jóvenes destinen hoy menos tiempo a la lectura, del que dedicaba una persona hace un siglo atrás.

Cuando no existían la televisión, la computadora o el celular, las personas dedicaban su tiempo de ocio a la lectura, mientras que hoy se distraen viendo programas de tevé, o jugando juegos en ordenadores o celulares.

 
 
 
Temas en Lector
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •