Definición ABC » General » Justicia

+

Definición de Justicia

El término de justicia presenta un uso recurrente en el idioma español y dependiendo de los contextos en los cuales se lo emplee sus referencias variarán, aunque, en términos generales, la justicia será aquella serie de reglas y de normas que estipulan un escenario satisfactorio en lo concerniente a las relaciones entre los individuos entre sí y entre éstos con las instituciones. El mencionado marco regulatorio aceptará, o en su defecto prohibirá, las acciones en las mencionadas interacciones. La obligación de sostener la paz entre los integrantes de la sociedad es la que marca el origen de la justicia.

Vale destacar, que la justicia es un valor que siempre estará determinado por la sociedad y se encuentra en estrecha vinculación con la época y la civilización, es decir, hoy, no existe la misma concepción de justicia que hace diez siglos atrás.

La figura de la diosa Temis armada con una espada en una mano, una balanza en la otra y los ojos vendados es el símbolo universal de la idea de justicia. Esta estatua representa la personificación del concepto que analizamos. La balanza expresa la idea de equilibrio y orden, la espada comunica el poder de quien ejerce la justicia y los ojos vendados nos recuerdan la idea de imparcialidad ante la verdad.

La idea de equilibrio y la justicia

Desde los tiempos más remotos el ser humano ha considerado que existe un orden cósmico o ley universal que rige todos los acontecimientos y la vida de los seres humanos.

Cuando dicho orden se rompe, decimos que ha ocurrido algo injusto. Imaginemos que alguien trabaja y a cambio no recibe un salario. Se trata de una situación no equilibrada y, por lo tanto, de una acción contraria a la idea de justicia.

En materia de religión católica, la justicia es junto con la prudencia, la templanza y la fortaleza, una de las virtudes cardinales, en tanto, la práctica de la misma, es decir, aquel individuo que actúa y se comporta con justicia se ocupará, cuando sea necesario, de darle a cada quien lo que le corresponde y le pertenece, procediendo siempre a partir de la equidad y el respeto por el bien de todos. Jamás privilegiará su situación personal por sobre la del resto, sino muy por el contrario, ya que ostenta una especial inclinación por proceder de acuerdo al derecho.

La justicia como institución

Todos tenemos una idea de lo que es justo o no. Si consideramos que una acción es injusta sentimos indignación. Para combatir cualquier forma de injusticia en el seno de la sociedad se han creado los tribunales de justicia, las leyes y los procedimientos legales. Sin embargo, la idea de justicia y la acción de la justicia como institución no siempre coinciden.

Designa, por un lado, el castigo y su aplicación, que deciden un tribunal o juez, y por otro a la resolución de la inocencia de alguien, también concedida por un juez o tribunal de justicia. "La familia del policía asesinado pidió al tribunal que hagan justicia. Se hizo justicia y mi hermano quedó libre de culpa y cargo".

Asimismo, en el mismo ámbito del derecho, es sinónimo de poder judicial ("la justicia argentina determinó la culpabilidad de Massera en crímenes de lesa humanidad") y también permite designar a la persona o el tribunal que se ocupa de impartir el orden.

Distintos planteamientos

Para algunos sofistas la justicia no es más que la conveniencia del más fuerte. En cambio, Platón defiende una tesis contraria: para que en una comunidad haya justicia es necesario que en el alma humana exista un ideal de justicia.

Para Aristóteles la justicia es el compendio de todas las virtudes morales. Desde el planteamiento cristiano, la justicia consiste en dar a Dios y a los hombres lo que les corresponde (para Santo Tomas la fortaleza, la prudencia, la templanza y la justicia son las virtudes morales fundamentales).

Según la visión de John Rawls los seres humanos hemos alcanzado una especie de pacto general sobre lo que es la justicia. Para construir un ideal inicial de justicia tenemos que partir de una posición de total imparcialidad y sin ningún tipo de prejuicios. A partir de esta premisa, la justicia se establece con la combinación de dos elementos: la libertad individual y la igualdad (este último aspecto se divide a su vez en dos: la igualdad de oportunidades y la lucha contra la desigualdad).

Sobre la idea que analizamos son numerosas las reflexiones que se han hecho. Se afirma que no hay paz sin justicia, que la indiferencia ante la justicia nos convierte en cómplices, que estar a favor de la justicia es estar a favor de la verdad o que la apariencia de justicia es una forma de tiranía.

 
 
 
Temas en Justicia
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •